Vacaciones respiro en la Residencia Spa de Felechosa

Según Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, en el Título I, Capítulo II, Sección 3ª, nos encontramos los Servicios de promoción de la autonomía personal y de atención y cuidado y en su artículo 24 los centros de respiro familiar son los destinados a prestar servicios de atención integral por un período limitado de tiempo a miembros de una unidad familiar, con el fin de permitir a sus cuidadores espacios de tiempo libre y descanso.

Desde esta perspectiva la RESIDENCIA DE MAYORES SPA DE FELECHOSA se consolida como un centro ideal para atender las necesidades de las familias en periodos concretos del año en los que se genera necesidad de estancias temporales.

Las estancias temporales pueden ser por muchos motivos, desde el simple viaje o necesidad urgente de traslado por parte de familiares cuidadores de las personas mayores a la necesidad de un periodo temporal o especial de convalecencia o de rehabilitación. O simple descanso y cambio de aires. La excelente ubicación de la Residencia de Felechosa, en plena naturaleza, en un paraje tranquilo, de alto valor ambiental y las completas instalaciones que se ofrecen para el cuidado de la persona mayor, con equipamientos que van desde un centro hidroterapéutico con gimnasio incorporado, al salón de actos, biblioteca, telecentro o zona de talleres ocupacionales, pasando por sus amplios jardines con invernadero y zona de huertos, permiten responder de manera personalizada a esas demandas de estancias respiro o descanso.

Desde el equipo multidisciplinar de la Residencia de Felechosa entendemos que los programas de respiro familiar o estancias temporales son un servicio de carácter preventivo que precisan muchas personas en situación de dependencia, dando la posibilidad de que los cuidadores también puedan “descansar”.

Porque consideramos fundamental no solo ofrecer un buen apoyo integral a la persona mayor, sino también llevar a buen puerto esa frase tan dicha pero tan pocas veces aplicada “cuidar al cuidador” es decir, la persona que se encarga del cuidado: porque contrae una gran carga física y psicológica; porque se responsabiliza de la vida del enfermo: medicación, higiene, cuidados, alimentación, etc. Porque va perdiendo paulatinamente su independencia porque el enfermo cada vez le absorbe más se desatiende a si mismo: y porque no toma el tiempo libre necesario para su ocio, abandona sus aficiones, no sale con sus amistades, etc. Todo tiene que funcionar desde una perspectiva integral.

La Residencia de Felechosa ofrece estancias de respiro familiar, en los centros para que los mayores puedan alojarse temporalmente, con las mismas atenciones y prestaciones que si fueran residentes de larga estancia (atención médica y enfermería, terapia ocupacional, rehabilitación, menús saludables, lavado y planchado de ropa, etc.), de esta forma el cuidador dispone de tiempo para sí mismo.

Según nuestros profesionales los respiros se demandan por dar descanso o vacaciones del cuidador, que necesitan que se les facilite a los cuidadores principales que se ocupan de personas dependientes, disfrutar de unos días de vacaciones y descanso durante el verano.

También por necesidad puntual del cuidador de atender a otros familiares o en situaciones inesperadas: Como puedan ser enfermedad del cuidador principal, convalecencia de este. En caso de accidente, fallecimiento de algún miembro de la familia. También por enfermedad o ingreso hospitalario, del cuidador u otros familiares. Por obras en el hogar o traslado de la familia por varios motivos: empleo, viajes laborales o de fin de semana, celebraciones… O por convalecencias o post-operatorios de la persona en situación de dependencia. En este sentido, la Residencia de Felechosa cuenta con un equipo multidisciplinar, que incluye fisioterapeutas, logopeda, nutricionista, psicóloga, médico, enfermería… un equipo que ofrece apoyo profesional para rehabilitarse y poder retornar al domicilio en una situación adecuada tras la convalecencia.

Nuestro centro de hidroterapia está especializado en terapia Halliwick, que ayuda a los procesos de recuperación de una forma más amable y con menor impacto. El agua es uno de los medios más recomendados en la recuperación y tratamiento de un gran número de lesiones y patologías musculo-esqueléticas. Trabajar en la piscina con el paciente permite que se reduzca el peso de su cuerpo, facilitando su movilidad y, con ello, la posibilidad de realizar ejercicios que no podrían hacerse en una camilla. Pero las ventajas no sólo hacen referencia al plano físico. El efecto psicológico de la terapia sobre un paciente que consigue realizar movimientos que más allá de este medio le son inconcebibles, repercute notablemente en su estado de ánimo, algo esencial para alcanzar una recuperación más rápida y efectiva.

El objetivo final de este servicio es facilitar y mejorar el día a día de las personas que viven con familiares dependientes, ser un apoyo para la situación, manteniendo una calidad asistencial y la red de apoyo sociofamiliar del residente. Sin olvidarnos además de otro objetivo básico: lograr que quien pase unos días con nosotros quiera volver, que la confianza depositada en la RESIDENCIA DE MAYORES DE FELECHOSA sea garantía de calidad.

Llámanos sin compromiso al 985 48 75 11

Más info relacionada en TERAPIAS ACUÁTICAS EN NUESTRO CENTRO HIDROTERAPÉUTICO

Vista aérea de la Residencia Spa de Felechosa

Vista aérea de la Residencia Spa de Felechosa