Vista aérea de la Residencia Spa de Felechosa

La Residencia de Felechosa ha vuelto a conseguir beneficios por tercer año consecutivo y consolida su proyecto de economía social con unas cifras de actividad que avalan, tanto en su caudal de servicio como el de empleo, su desarrollo como proyecto singular dentro del plan de reactivación de las comarcas mineras. Sus datos muestran una importante capacidad de superación frente a las diversas dificultades y adversidades vividas por el mismo: la crisis económica general, la particular de las comarcas mineras y su zona rural, y su complicado arranque en mayo de 2012, con importantes pérdidas en los tres primeros años, deudas de fondos mineros e incrementos de obra, todo ello asumido por el Grupo Montepío, con un desembolso extra de 8 millones de euros.

En este contexto, el plan de choque impulsado por el Montepío en la Residencia de Felechosa ha logrado en el último año unos ingresos de 2.813.392 euros, una cifra que mantiene este complejo sociosanitario en cifras de viabilidad, con unos resultados positivos antes de impuestos de 65.574 euros, una cifra superior incluso a la del año anterior (34.355,57 €-ejercicio 2017).

Las cifras de empleo en la Residencia del Grupo Montepío se mantienen, superando los 90 puestos de trabajo directos, siendo muy importantes los indirectos en la zona, y las sinergias generadas a través de proyectos en común con entidades, colectivos y empresas del Alto Aller, en niveles diferentes que van desde el colegio público de Felechosa –proyectos intergeneracionales- a la estación invernal de Fuentes de Invierno –atención a la discapacidad-, pasando por sectores diversos como la hostelería o el asociacionismo en la zona, como las asociaciones de pescadores de Marabayu, la de amas de casa de Felechosa o la de Mujeres de Foces del Pino, por citar algunos ejemplos.

El proyecto de la Residencia de Felechosa se cimenta ahora sobre cuatro pilares de actividad: la atención a las personas mayores propiamente dicha (con estancias temporales, vacacionales o programas respiro y de convalecencias), la unidad de discapacidad, el centro sociosanitario (con unidades de medicina, nutrición, sicología de familias, fisioterapia, podología, logopedía, farmacia…) que dan servicio a todo el complejo y su centro hidroterapéutico, que por un lado desarrolla proyectos de terapias de rehabilitación y recuperación en convalecencias para grupos especiales o personalizados –son especialistas en técnicas Halliwick-, y por otro lado, las acciones de salud y bienestar en modo SPA, complementadas a su vez con un programa de salud y deporte que desarrolla la Fundación Obra Social Montepío en comunidad abierta.

Además, la Residencia de Felechosa ha consolidado una programación cultural en abierto durante todo el año que contempla actividades de todo tipo, desde musicales a exposiciones, que ayudan a conectar a los residentes con sus familias y vecinos. En esa programación cultural participan grupos, corales, artistas, pequeñas compañías de teatro, asociaciones o entidades como el Muséu del Pueblo Asturiano de Gijón.

Imagen de un taller intergeneracional en la Residencia de Felechosa

La media de ocupación de la Residencia de mayores a lo largo del año es de 170 personas, con picos en verano que superan los 220 residentes, gracias a los programas respiro familiar con vacaciones terapéuticas para mayores. También con la visita de grupos especiales a su unidad de discapacidad, demandada por asociaciones de toda España (tan cercanas como Galicia o León, tan distantes como Andalucía) por su complementariedad con la actividad  hidroterapéuta o las visitas culturales a Asturias.

Con esta tasa media de ocupación y empleo, el ratio de personal se sitúa en una cifra óptima, de 2,12, lo que permite ofrecer un servicio de calidad.

Finalmente, cabe reseñar en su aspecto reactivador que la Residencia de Felechosa ha supuesto un retorno económico para el Ayuntamiento de Aller de cerca de 700.000 euros desde su apertura, en función del abono de distintos impuestos y tasas: fundamentalmente, 231.795 euros, en concepto de licencias de obra, y 393.116 euros en IBI´s.

Esta realidad, faculta que el proyecto social y económico de la Residencia de Felechosa, tan necesario para la zona donde se ubica y defendido públicamente por los vecinos, presente unos resultados objetivos que son fruto de un importante esfuerzo colectivo por parte de casi un centenar de trabajadores del Grupo Montepío que día a día afrontan el reto de desarrollar una atención a las personas mayores o que sufren discapacidad de una forma integral e integrada en la comunidad y desde una perspectiva innovadora en ámbitos como la intergeneracionalidad, la vida activa, la nutrición adaptada (texturizados), la cultura o la psicología de familia.