Actividad de baile dentro del programa intergeneracional "Vivencias". Niños y mayores se divierten.

La Residencia de Felechosa ha cumplido recientemente 6 años, 3 desde la puesta en marcha de su plan estratégico que, siguiendo los preceptos científicos más avanzados y recomendados hoy en Europa, ha logrado la sostenibilidad de este proyecto social clave en la línea de actividad y política de servicio del Montepío, dispuesto a responder desde una visión moderna a las exigencias de su propio colectivo mutualista y de una sociedad cada vez más envejecida y que ya demanda respuestas integrales más allá del anticuado planteamiento asistencial. De ahí, el proyecto y compromiso del Montepío en Felechosa, apostando por una comunidad abierta e integrada en el mundo.

Seis años, un tiempo en el que este proyecto, respaldado en su día por el plan nacional de reactivación de las comarcas mineras, ha tenido que sobreponerse a distintas situaciones y coyunturas complicadas: dificultades con el proyecto de obra y con su financiación, que han afectado tanto a la proyección de la instalación como al Grupo Montepío como matriz impulsora; crisis territorial como consecución de la fase final de reconversión minera en la comarca de asentamiento; inicio y desarrollo de los primeros años de actividad en un momento complicado de crisis económica en el conjunto del país, sobremanera para el público diana: población mayor de las Cuencas con sus pensiones limitadas o sometidas en muchos casos a la ayuda o sostén en sus familias de hijos, incluso nietos…

En este escenario y tras tres años de pérdidas, la dirección actual del Montepío desarrolló en 2015 para su residencial en el Alto Aller un Plan Estratégico enfocado no solo a optimizar el funcionamiento principal de los recursos y servicios básicos de este gran complejo geriátrico, sino a encauzar de manera urgente el proyecto hacia un modelo social de atención a mayores integral y abierto, en línea con los modelos propuestos desde la Unión Europea y que desde una visión científica y humana nos exigen avanzar y modernizar unos servicios hasta ahora simplificados en los puramente asistencial.

Durante estos últimos tres años, la instalación ha ido ganando actividad, diversificándola, abriéndola a la comunidad, aumentado su media de ocupación y visitas y con ello consiguiendo en estos dos últimos ejercicios, los primeros, (modestos) beneficios que han permitido ganar empleo (90 puestos directos, la mayoría en su entorno) y entrar en cifras de sostenibilidad y viabilidad, convirtiéndose hoy en uno de los pocos proyectos de reactivación que ha florecido cumpliendo con el objetivo esencia de la idea original.

Pero más allá de las situaciones y de los números ¿cuáles son las claves en los contenidos de ese proyecto social? Cuando en 2015 el Montepío presenta su plan de choque para Felechosa (coetáneo al que presenta para el Balneario de Ledesma y la propia Mutualidad, con distinta problemática) tres cuestiones pesan sobre el resto: modernidad en el planteamiento de la programación hacia las personas mayores, compromiso con el territorio y permeabilidad de la actividad y conexión con el espíritu fundacional del Montepío, es decir, con una respuesta solidaria adaptada a la necesidad de nuestro tiempo pero que a su vez aporte valor añadido a un colectivo, hoy envejecido, que lo ha dado todo por las comarcas y por sus familias mineras y por la propia entidad y que merece una instalación de la que sentirse orgulloso.

Todo ello pasa por una cuestión esencial, como es definir un modelo de atención apoyado en la evidencia científica, la de un modelo de atención integral centrado en la persona y en la consecución de mejoras en todos los ámbitos de la calidad de vida y el bienestar de la persona, partiendo del respeto pleno a su dignidad y derechos, de sus intereses y preferencias y contando con su participación efectiva y la de sus seres más queridos. El modelo se configura a partir del conocimiento disponible sobre la atención más adecuada a las personas que precisan cuidados o atención por su situación de fragilidad, discapacidad o dependencia.

El reto no es solo del Montepío, es de toda la sociedad ante el tsunami que se nos avecina cuando la generación del “baby boom” alcance los setenta años, pero para ello deben juntarse dos cuestiones básicas: cambio de mentalidad y orientar las prioridades económicas. En este sentido, desde la propia Residencia y el Montepío este camino ha comenzado a caminarse con éxito, abriendo vía para el resto. La exigencia es total: Según resultados de las proyecciones demográficas de Eurostat (2011), el número de europeos mayores de 65 años va a pasar de los 87 millones registrados cuando comenzó a construirse la Residencia de Felechosa a 124 millones en 2030, lo que supone un incremento sin precedentes de este grupo de edad, que llegará al 42%. La Unión Europea advierte que, aunque el aumento constante de la esperanza de vida es uno de los logros más importantes de las sociedades modernas, esta tendencia ejercerá una presión adicional sobre la economía, la sociedad y la viabilidad de la hacienda pública.

Tal y como indican los expertos, y como recoge el informe emitido por la Fundación Pilares, la necesidad de extender y mejorar los servicios de atención viene abonada, además de por los cambios sociales derivados del crecimiento de la esperanza de vida, por los que apuntan hacia un claro debilitamiento y reducción de la red informal de apoyo. Según todas las prospecciones solventes, hay que considerar también tendencias como la independencia en los modos de vida de las personas mayores, el aumento progresivo del número de personas que viven solas, la disminución del número de hijos/as y el incremento consiguiente de personas sin descendencia, el alejamiento de parte de las nuevas generaciones de sus lugares de origen por la inestabilidad de los puestos de trabajo y el efecto de la globalización, etc. “Todos estos fenómenos explican la perentoriedad de ofrecer servicios profesionales que ayuden a las personas mayores que se encuentren en situación de fragilidad o dependencia”, apuntan los expertos.

Tras tres años de Plan Estratégico, la Residencia de Felechosa ha ido cumpliendo con los parámetros básicos de esas recomendaciones europeas, es decir, poner en marcha Servicios de envejecimiento activo de los residentes, altamente participativos y conectados en lo posible a sus familias. Servicios destinados a personas no residentes (personas mayores que viven en su casa utilicen con flexibilidad y sin horarios rígidos determinados servicios). Servicios de «respiro» (programas intermedios con el doble objetivo de atender a mayores y de ofrecer un «respiro» a la familia cuidadora: estancias temporales, programas de vacaciones asistidas por personal especializado, etcétera.  Servicios destinados a personas en situación de fragilidad o de dependencia (llegando incluso en nuestro caso a la discapacidad, cuya Unidad atrae por calidad de servicios, recursos y ubicación a grupos de toda España). Formación y apoyo a allegados y familiares que cuidan de una persona. Formación de profesionales de los servicios sociales. Apertura del centro abierto a la realización de prácticas de los/as estudiantes que realizan una formación especializada. Servicios abiertos al medio comunitario para facilitar la integración.Actividades en abierto y programas intergeneracionales sostenidos en el tiempo (proyectos en común con el Colegio de Felechosa “Vivencias” y Nubra “Juntos”.

Con la implantación de estas medidas y los pertinentes reajustes de departamentos, la Residencia de Felechosa cumple 6 años como un gran contenedor de servicios y actividades, abiertas a la comunidad y organizadas en esta estructura de servicios:

 Recepción

Trabajo Social, Gerocultores (geriatría)

Unidades de Enfermería, medicina y farmacia

Unidad de Fisioterapia y rehabilitación: centro de hidroterapia y gimnasio adaptado

Unidad de Discapacidad

Unidad de Psicología

Unidad de Nutrición

Unidad Logopedia

Unidad de Podología

Animación Sociocultural

Programa Intergeneracional

Programa Salud y Deporte (abierto).

Finalmente, otra clave es lo que los expertos llaman la “investigación del diseño ambiental”, con nuevas opciones, más acordes con lo que piensan y prefieren las personas que viven o que acabarán viviendo con nosotros en Felechosa. Hay que tener en cuenta que las personas que hoy tienen de 50 a 65 años, nada tienen que ver ya con las que tienen 80 ó 90 (desde el uso de la tecnología, de la gestión del tiempo libre, mayor movilidad y flexibilidad, la apuesta por las experiencias por encima de lo material…incluso visiones distintas sobre lo urbano/rural). Y a ello hay que añadir el aumento de la esperanza de vida. Eso hace que las 10 tendencias que se consideran dominantes en este sector hacia el futuro son claramente contradictorias con lo visto en el pasado en el sector geroasistencial. Es un momento de evolución y cambio que prioriza la optimización de la privacidad y la dignidad del residente, la creación de entornos hogareños, la introducción de conceptos tomados del sector hotelero, potenciar la elección individual y el uso de la tecnología para mejorar la calidad de vida, la Integración de las comunidades de jubilados en el territorio y en el centro, y el fomento de residentes activos, e entornos más sostenibles y de calidad ambiental que saque provecho a la globalización.

Y el reto es constante.

Vista aérea de la Residencia Spa de Felechosa

Vista aérea de la Residencia Spa de Felechosa

 

Estatuas de mineros en la zona ajardinada de la Residencia Spa de Felechosa

El Grupo Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana, al hilo de la absurda polémica generada estos días en el Alto Aller, su comarca y Asturias, por la falsa e insidiosa acusación de que la Residencia de Mayores SPA de Felechosa ha podido funcionar como instalación turística, y una vez ya se han pronunciado todas las partes, debe puntualizar y lo hace a través de una nota de prensa enviada al diario La Nueva España por voz de su Presidente, Juan José González Pulgar, lo siguiente:

Primero, el proyecto de la Residencia de Mayores de Felechosa supone para la actual dirección del Montepío un reto de enorme envergadura por las dificultades ya sabidas que ha tenido que superar desde 2015, con un proyecto financiado por fondos mineros, con una deuda arrastrada de la última fase de obra y que acumulaba importantes pérdidas en un momento de máxima dificultad por la crisis económica general y la propia estructural que sufre el territorio minero y que golpea en particular a su público diana. Todo ello nos ha obligado a elaborar y poner en marcha un Plan Estratégico y de Viabilidad que, como también es conocido, ha dado afortunadamente sus frutos en estos tres últimos años, con dos ejercicios en positivo y la creación de nuevos puestos de trabajo.

Segundo, el Plan Estratégico y de Viabilidad, además de ser una necesidad para poder dar un futuro a un proyecto de elevado compromiso territorial, fue explicado y consensuado a todas las partes y agentes sociales relacionados con la Residencia, especialmente al Ministerio de Industria, Gobierno del Principado y a las entidades implicadas en la zona: ayuntamientos, asociaciones y colectivos, sector empresarial, emprendedores, hotelería y hostelería…

Tercero, para dar vida al enorme proyecto de infraestructura acometido era fundamental desarrollar un proyecto socio-sanitario moderno y como altura de miras, que enlazase con las políticas europeas más avanzadas en el campo geriátrico y asistencial, poniendo en valor la ubicación de alto valor ambiental y sus posibilidades a la hora de desarrollar programas de diverso calado, de envejecimiento activo, intergeneracionales y de comunidad abierta, para que el colectivo de residentes mayores y sus familias tuvieran una conexión constante con el mundo y en especial con la población local favoreciendo el intercambio de experiencias y aportando servicio al entorno.

Cuarto, paralelamente, se han ido potenciando todos los servicios socio-sanitarios del centro con especialistas. Así, nacieron las unidades de discapacidad (como centro homologado y acreditado por el Principado para trabajar con grupos sensibles y alta vulnerabilidad), y las unidades de nutrición y psicología, enfermería y logopedia (y que se sumaron al resto, fisioterapia, ocupacional…), que se pusieron además al servicio de los familiares y de la propia Comunidad, prestando a la zona rural del Alto Aller un servicio que supone sin duda un plus.

Quinto, desarrollado este proyecto en estos tres años, con el apoyo explícito del Comité de Empresa (90 puestos de trabajo, la mayoría residentes en la zona), recientemente renovado con un comunicado, y de la Asociación y colectivos vecinales, que hace pocos meses se manifestaron en Felechosa a favor de este proyecto bajo un lema de rotundo apoyo a la actividad económica de la Residencia “condenen a los culpables, no castiguen al pueblo”,  nos encontramos con INCOMPRESIBLES RESISTENCIAS EN UN SECTOR MUY CONCRETO DEL EMPRESARIADO Y LA HOTELERÍA Y HOSTELERIA DEL ALTO ALLER, que parece o bien que no ha entendido el PROYECTO SOCIOSANITARIO que presentamos o que no está de acuerdo con el mismo.

Sexto, por tanto, emplazamos a ese sector a que si el problema es que aun realmente no conocen bien el proyecto de la Residencia de Felechosa, muy probablemente por un fallo nuestro en la comunicación y explicación del mismo, estamos abiertos a mantener un encuentro y explicar punto por punto toda esta actividad. Pero si realmente después de todo lo expuesto, este sector concreto considera ciertamente que la Residencia influye negativamente en el territorio y en su ámbito turístico, y POR TANTO NO SE RECONOCE NUESTRA CONTRIBUCIÓN A LA GENERACIÓN DE ACTIVIDAD ECONÓMICA DE LA ZONA Y SER SOPORTE DE EMPRENDEDORES Y PROVEEDORES LOCALES entonces no veremos obligados a replantear el proyecto, al menos en la parte de relación y colaboración que veníamos desarrollando con ellos hasta ahora.

Finalmente, insistimos: La Residencia JAMÁS ha realizado ningún ingreso ni servicio que pudiera ser catalogado como turístico ni relacionado con el Turismo de Nieve o similares, ni con el acogimiento de los equipos ciclistas juveniles (una ayuda puntual a los organizadores de una prueba deportiva y que lejos de suponer ingresos, costó cerca de 5.000 euros a nuestras arcas y aportó a Felechosa y Aller la salida de una etapa de esta prueba internacional) ni con los grupos de discapacidad, que visitan nuestra Unidad especializada en el ámbito socio-sanitario y que su funcionamiento, como el de los programas intergeneracionales, lejos de restar, han venido a aportar ingresos económicos para el resto del Valle.

Suscribimos y agradecemos el Comunicado emitido ayer por el Comité de Trabajadores de la Residencia en defensa del Proyecto y la aclaración realizada por las Asociaciones Ciclistas organizadores de la Challenge Junior Montaña Central confirmando la colaboración social y sin ánimo de lucro realizada por el Montepío para que pudiera disputarse esta prueba deportiva de cantera. Ambos pueden leerlos en estos enlaces:

COMUNICADO EN EL DIARIO LA NUEVA ESPAÑA Comité de empresa de la Residencia de Felechosa.

COMUNICADO EN EL DIARIO LA NUEVA ESPAÑA Organización Challenge Montaña Central sobre la colaboración social (sin ánimo de lucro) desarrollada por el Montepío con esta prueba ciclista.

Con el fin de que esta exposición sea lo más documentada posible, repasamos lo que a día de hoy supone la relación de la Residencia en Comunidad Abierta con el Alto Aller y las Cuencas mineras, un proyecto similar al que están desarrollando en Europa otros complejos gerontológicos de parecidas características.

La Residencia está autorizada y registrada como centro socio-sanitario y presta servicio a la comunidad en sus unidades enfermería, podología y logopedia

Además, actúa como centro de mayores en comunidad abierta, con lo favorece social y sicológicamente la vida de nuestros residentes, propiciando espacios de conexión con el mundo y de intercambio intergeneracional.

Una niña y un residente de la residencia de mayores de Felechosa participando de una actividad junto dentro del programa intergeneracional "Vivencias". Están dibujando sus manos.

Colaboraciones en Comunidad Abierta:

TURISMO Y HOSTELERIA

. Se dejan precios especiales al sector para que puedan incluir en su oferta propia el Centro Hidroterapéutico SPA en las horas en la que esta instalación funciona en abierto, siguiendo el compromiso territorial adquirido.

APOYO A EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS QUE SE REALIZAN EN LA ZONA

. Apoyo económico o en especie a actividades que organizan asociaciones o colectivos del entorno relacionados con el deporte, como el Trail de Aller, la Challenge Ciclista junior Montaña Central…Se organizan jornadas de convivencia con los clubes de fútbol local Santiago de Aller, y comarcal, con el Caudal Deportivo. También damos cabida a presentaciones de libros o proyectos y actividades organizadas por terceros, incluida la Administración municipal o regional, y que son de interés para la Comunidad,

AMPA DE FELECHOSA

. Desarrollamos con el Colegio Público talleres de informática para personas mayores y niños del pueblo, cedemos los locales gratuitamente.

. Desarrollo conjunto del programa intergeneracional JUNT@S durante el año 2017

. Colaboraciones habituales en el ámbito cultural, jornadas teatro, jornadas de magia, cuentacuentos etc…

AMPAS DE COLEGIOS DE LA ZONA

. Precios especiales para los cursillos de natación que desarrollamos a lo largo de todo el año, de lunes a viernes entre las 16 y las 20.

PROGRAMAS DE SALUD / ACTIVIDADES

. Monitor de tiempo libre para actividades de Gerontogimnsia, Pilates, spinning

ACTIVIDADES CULTURALES ABIERTAS A LA COMUNIDAD

. Mantenemos un calendario de actividades quincenal por las que ya pasaron grupos de música de teatro, coros, grupos de baile, orquestas de cámara etc…

CANCION ASTURIANA SANTA MARINA (MIERES)

ORFEON SAN JAVIER OVIEDO

ACORDEON VILLORIA

GRUPO DE GAITES EL GUMIAL FELECHOSA

GRUPO GUITARRA DE OSCOS OVIEDO GELY

CORO RENACER AVILES

BANDA DE LA UNION MUSICAL DEL PRINCIPADO

ORQUESTA DE CAMARA DE POLA DE SIERO

ORFEON MIERES

GRUPO EQUILICUA

GRUPO DE TEATRO SANTOLAYA

RONDALLA FIGAREDO

CORO MINERO DE TURON

CORO SANTA BARBARA

CORO MUJERES DE TURON

GRUPO DE TEATRO CORAZONES JOVENES DE TEVERGA

BAILE REGIONAL MIERES DEL CAMIN

CORO LA FLOR POLA DE LENA

GRUPO DE TEATRO DE UJO

GRUPO DE BAILE TRASGU

EXPOSICIONES PERMANENTES ABIERTAS A LA COMUNIDAD

 EXPOSICIÓN PLAYMOBIL – CASVALI CENTRO DE CREATIVIDAD

EXPOSICIÓN SIERRA LEONA

APACI – EXPOSICION CREMALLERAS (asociación padres y amigos cardiopatías congénitas)

EXPOSICION AVERINOS VASCO- ASTURIANA

EXPOSICION FOTOGRAFICA CAI VIESQUES DISCA (CENTRO ATENCION INTEGRAL DISCAPACIDAD) «“SI TU PUEDES, PORQUE YO NO»

EXPOSICION FOTOGRAFICA NOCTURNA SEMEYAS

JORNADAS Y PRESENTACIONES

PLAN SEGURIDAD MAYORES – GUARDIA CIVIL POLA DE LENA

JORNADA SOBRE LOGOPEDIA – ASOCIACION LOGOPEDAS ASTURIAS

CURSO NACIONAL TERAPIA ACUATICA HALLIWICK

PRESENTACION DEL LIBRO MAPA TOPOGRAFICO – SANTOS APARICIO

JORNADA SOBRE CARDIOPATIAS CONGENITAS – APACI

AYUDAMOS (PATROCINIO) EQUIPO FUTBOL SALA DE FELECHOSA Y DESARROLLAMOS CONVIVENCIAS CON SANTIAGO DE ALLER Y CAUDAL DEPORTIVO

La mayoría de estas actividades generan actividad en el entorno, al igual que los diferentes grupos de discapacidad que acuden a estancias temporales de RESPIRO de diversas provincias de España generan no solo actividad en la zona sino dar a conocer el alto Aller.

A parte del empleo directo que se genera, hablamos ya de una mediana empresa (entre 50 y 250 trabajadores) generando beneficio a proveedores locales, comerciales etc…

La Residencia SPA de Felechosa pone en marcha este próximo lunes 24 de abril el programa PACAS (Pacientes Activos, de la Escuela Asturiana de Salud) en coordinación con el Área Sanitaria VII de la Consejería de Salud del Gobierno del Principado. Los talleres, seis sesiones de dos horas y media, todos los lunes, hasta el 28 de mayo,  están dirigidas a personas que padecen una enfermedad crónica o a su cuidador que quiera aprender técnicas y adquirir habilidades para manejar adecuadamente la enfermedad y alcanzar mejores niveles de salud y calidad de vida.

Se trata de seis sesiones de dos horas y media cada una. El programa se extenderá durante mes y medio y lo imparte personal sanitario área VII y un voluntario afectado por una enfermedad crónica.

Con más de 180 residentes y una comunidad familiar y vecinal muy activa, el programa resulta muy atractivo para la Residencia de Felechosa y su público.

Para cualquier información adicional o participar en el mismo escriban un correo a: reservas@residencialamineria.com ó teléfono 985 48 75 11

¿Qué es un programa de paciente activo? Son talleres o cursos prácticos de AUTOCUIDADOS dirigidos a personas con alguna enfermedad crónica y cuidadores para que conozcan su enfermedad y qué hábitos o conductas influyen en ella.

¿Qué se pretende conseguir con este programa? Que las personas que acudan a los talleres tomen parte activa de sus cuidados y manejen de manera adecuada su enfermedad y las distintas opciones de tratamiento. El objetivo final de este programa es que el paciente mejore su nivel de salud y su calidad de vida.

¿Cómo son estos talleres o cursos? Son seis talleres realizados en seis semanas consecutivas cada taller semanal tiene una duración de dos horas y media.

Estos talleres se basan en actividades y dinámicas participativas. La ayuda mutua y el éxito, refuerza la confianza de los participantes en su capacidad para manejar la enfermedad y contribuye de forma positiva a mantener una vida activa y saludable. Los monitores de los talleres son personas con una enfermedad crónica previamente formados en el programa.

Contenidos de los cursos o talleres:

1) Comunicación efectiva con la familia, entorno y profesionales de la salud.

2) Uso adecuado de medicamentos.

3) Ejercicio físico apropiado para mantener y desarrollar la fuerza, flexibilidad, resistencia y equilibrio.

4) La importancia de una alimentación saludable.

5) El aprendizaje de técnicas de relajación, respiración y mejora del sueño.

6) El desarrollo del pensamiento positivo. Cada asistente aprenderá a resolver problemas, tomar decisiones y realizar planes personales para tomar el control de su vida en relación a su situación de salud..

 A lo largo de los talleres se enseñan: Técnicas para tratar problemas como la frustración, la tristeza, la fatiga y el dolor. Habilidades para resolver problemas, tomar decisiones y hacer planes de acción.

El Grupo Montepío, ante la información aparecida hoy en prensa, referente a nuestra Residencia de Mayores de Felechosa, bajo el titular “El geriátrico de Felechosa se inscribió en el catastro por la mitad de su valor”, manifiesta lo siguiente:

Los valores catastrales no son valores de mercado y no los fijamos nosotros, y, como bien es sabido, son los establecidos por la Administración, fijados objetivamente para cada bien inmueble y que resulta de la aplicación de los criterios de valoración recogidos en la Ponencia de valores del municipio (Aller) correspondiente bajo variables de fiscalidad, mercado… etc.

El Montepío lleva pagando religiosamente y con carácter anual este impuesto desde 2012 (fecha de puesta en marcha de la actividad residencial): el primer recibo se paga en marzo de 2013, correspondiente al ejercicio 2012, por un importe de 51.684,35 euros.

Desde esa fecha hasta hoy, el pago del Catastro (IBI) ha supuesto a nuestras arcas un total de 336.100,14 euros. El edificio está inscrito catastralmente desde 2012.

Toda esta información está documentada y registrada, tanto en la propia entidad como en los organismos competentes.

Balance del último año de actividad, tercero en la puesta en marcha de su Plan Estratégico de recuperación y viabilidad 

La Residencia de Felechosa (actividad del Grupo Montepío) mantiene su tendencia positiva y vuelve a mejorar en 2018 en todos sus parámetros de oferta, servicios, gestión, volumen de usuarios y empleo, hasta alcanzar unos ingresos totales de 2.854.402 millones de euros.

Estas cifras consolidan por segundo año la consecución de los objetivos marcados con el Plan Estratégico, adoptado en 2015 por el Montepío para reorientar la actividad, potenciarla y garantizar sobre todo su viabilidad como proyecto social comprometido con el territorio y el mutualismo, cumpliendo con los compromisos originales adquiridos como proyecto subvencionado dentro del plan de reactivación de las comarcas mineras.

Hasta 2016, primero en beneficios, la Residencia de Felechosa había llegado a acumular desde mayo de 2012 unas pérdidas para las arcas del Grupo Montepío de 2,8 millones de euros. El nuevo chequeo presentado por el departamento Financiero del Montepío a su Comisión Regional arroja un sostenimiento en el crecimiento en ingresos, con 239,956 euros más con respecto a 2017. Esta cifra hace posible que el balance final ofrezca un nuevo saldo positivo de 34.356, 51 euros.

La buena marcha del proyecto socioeconómico de la Residencia SPA de Felechosa se evidencia además en otros parámetros: una de ellas la ocupación media, que ha vuelto a subir hasta los 180 residentes (la reorientación aportada por el plan estratégico ha dado sus frutos, pasando de los 104 de 2015, 155 en 2016, 174 en 2017, es decir 76 personas más de media) , logrando en el pasado verano un pico con 220 residentes, gracias entro otras cosas al conocido y valorado programas de vacaciones senior (estancias temporales ad hoc para mayores  y sus familias) –muy demandadas en el tiempo estival por las familias y las necesidades de conciliación.También gracias a los programas respiro y su unidad de discapacidad, conectada al trabajo multidisciplinar de su centro hidroterapéutico, especializado en trabajo de recuperación y convalecencias, tanto individual o con grupos.

La Residencia del Montepío está especializada en terapia acuática, con fisioterapia y otras acciones psicomotrices y sociales, y cuyos programas cuentan con demanda nacional, siendo referencia para un buen número de asociaciones y colectivos de discapacidad de toda España.

Toda esta actividad ha consolidado también la cifra de empleo en la Residencia de Felechosa, con 93 puestos de trabajo directos –que multiplican por 4 los inducidos-, en su mayor parte personal que reside en Felechosa, Cabañaquinta, Pola del Pino y Moreda (fundamentalmente, aunque también en otros limítrofes en Montaña Central) consolidándose como una de las principales actividades socioeconómicas del Alto Aller, generando una red propia de conexiones y movimientos que vinculan al centro con programación cultural, educativa, social, deportiva… las instalaciones de la Residencia están cumpliendo con un papel de un servicio más a la comunidad, pues en ella se organizan exposiciones, talleres o presentaciones de jornadas de todo tipo: gastronómicas, deportivas (ski, running…).

Esta ha sido la evolución del empleo en el Residencial de Felechosa desde la entrada en vigor del Plan Estratégico de Felechosa:

Número medio de trabajadores

2015 49,44  + 10 =          cifra balance 60

2016 64,99 + 12 externos= cifra balance 77

2017 76,91 + 16 externos= cifra balance  93

A lo largo del año 2017 se han dado otros hitos destacados en la actividad de la Residencia de Felechosa, enfocados sobre todo a la potenciación y mejora de los servicios, y a su apertura a la comunidad de la Residencia, entre ellos:

Potenciación de servicios con la asunción de algunos que se venían desarrollando como externos: Programa de deporte y salud, natación e hidroterapia y actividades con monitor deportivos (Pilates ciclismo indoor etc…), muy valorados por la comunidad.

La puesta en funcionamiento de la nueva Unidad de Logopedia, que se suma a las de Terapia acuática, rehabilitación (con tres fisioterapeutas), Psicología (abierta a las familias y potenciada en horarios) y Nutrición. Además, se ha realizado un refuerzo a los programas de terapia ocupacional y a la programación sociocultural en comunidad abierta (para todo el alto Aller) con exposiciones, conciertos, teatro… Varias agrupaciones culturales asturianas mantiene acuerdos de colaboración que facilitan el acceso a las personas mayores residentes a presentaciones, ensayos obras y actividades vigentes hoy, lo que les hace estar conectados al mundo.

Además del Programa Intergeneracional “Junt@s”, la Residencia ha puesto en marcha una experiencia similar con el Colegio Público de Felechosa, denominado Vivencias. Los programas intergeneracionales –existe otro específico con Nubra, educación y aventura- han consolidado la conexión de los residentes con más de un millar de alumn@s de Primaria y Secundaria en el último curso, con experiencias emocionantes muy enriquecedoras para todos. El centro hidroterapéutico también sigue jugando un papel esencial en la iniciación de los más pequeños en la natación y en los conceptos de salud por agua, como soporte a la comunidad escolar del municipio.

También se ha llevado a cabo otro programa social con la asociación de Les Muyeres del Les Foces Pino, con talleres de cocina para los residentes mayores y otras actividades de interés comunitario.

Finalmente, la dirección del Montepío recuerda que el mérito en estas cifras no solo reside en su beneficio económico o social, sino en las dificultades que ha tenido que vencer el proyecto en un marco de crisis económico –que afecta especialmente al público objetivo del Montepío y asturiano- y territorial (en zona rural de las comarcas mineras). El proyecto residencial de mayores del Montepío resulta hoy un gran contenedor de acciones sociales varias que cuenta con el apoyo de la sociedad del Alto Aller, que reconocen la repercusión positiva de esta actividad en su territorio en el plano económico y de servicios. Y por supuesto una valoración positiva de los residentes y sus familias con las que se mantiene un contacto y comunicación bidireccional constante, cuidando todos los aspectos en los que influye la vida de la persona mayor y de quienes les rodean.

Sobre este último punto, tanto el Grupo Montepío como el conjunto de trabajadores y trabajadoras de su Residencia SPA quieren agradecer al pueblo de Felechosa y a la Comunidad Social y de Vecinos del Alto Aller el apoyo recibido en los últimos meses, especialmente a raíz de la última movilización, en defensa de este proyecto, distinguiendo lo que hoy es su actividad, empleo y compromiso de la actual dirección con el proyecto original y necesario (de servicio a los mayores, a la comunidad y con el empleo) de los hechos que pudieron cometerse durante el proceso de construcción del edificio, solicitando el respeto y reconocimiento que esta instalación se gana día a día con la dedicación y el trabajo profesional de su plantilla, visible en este balance.

El nuevo servicio se ofrece en comunidad abierta y con una perspectiva intergeneracional, para residentes, adultos y pequeños que sufren trastornos por diversos motivos en la comunicación tanto en el habla o el lenguaje escrito o corporal

La Residencia de Mayores de Felechosa ha completado su cartera de servicios con la puesta en marcha de una nueva Unidad de Logopedia, en comunidad abierta y con una perspectiva intergeneracional, es decir, dirigido también para los más pequeños y adultos que sufren trastornos diversos en el desarrollo del lenguaje, por la articulación, fluidez y ritmo del habla, de la audición, trastornos neurológicos, por deglución, de la voz, del lenguaje lecto-escrito o también de la comunicación, asociados a autismo, parálisis cerebral, disfasias etc…

La nueva Unidad de logopedia, dirigida por el profesional, Manuel Alonso Bühler (Logopeda por la Universidad de Oviedo) tiene como fin prevenir, mantener, diagnosticar, intervenir e investigar en los trastornos de la comunicación. La necesidad vital de comunicarnos y poder expresar las emociones e intereses gracias al lenguaje puede verse mermado a lo largo de la vida por distintos condiciones, bien por edad o por una enfermedad, e influir en sus dos grandes campos, el hablado y el escrito, sin menos preciar el corporal. El trabajo del logopeda va dirigido a tratar de romper el aislamiento. La nueva Unidad está abierta a la Comunidad en el Residencial de Felechosa, los martes y jueves, de 4 a 8 de la tarde.

Algunas de las patologías a tratar por el especialista, son: Patologías de la voz: nódulos, pólipos, edema… Disfonías, afonías, Parálisis vocal. Patologías del habla: dislalias, disfemias, disartrias. Patologías del lenguaje: trastornos del lenguaje y aparición tardía del lenguaje. Patologías de la lectoescritura: Retraso lecto-escritor y dislexia. Patologías de la audición: hipoacusias y uso de implante coclear. Patologías neurológicas: discapacidad intelectual, parálisis cerebral, síndrome Down, autismo, trastorno por déficit de atención con o sin hipercinesia y afasias. Patología de la deglución y terapia orofacial: alimentación en prematuros, disglosias (labio leporino, fisura palatina…), disfagia, parálisis facial, respiración oral, mordida abierta, malos hábitos orales, deglución atípica, trastorno de alimentación selectiva.

La Unidad de Logopedia de la Residencia trabaja las técnicas más utilizadas habitualmente en logopedia: Existen una gran variedad de técnicas que cada profesional usa y modifica en función a las necesidades siempre particulares y únicas de cada paciente. Describimos brevemente alguna de ellas:

VOZ: Dentro del campo de las patologías de la voz, se emplean diferentes estrategias o técnicas de tratamiento domo bien pueden ser ejercicios para fomentar la respiración diafragmática, la coordinación fono-respiratoria, espiración y soplo, praxias bucofonatorias, emisión e impostación vocal, etc…
HABLA: En este ámbito de la logopedia, una de las patologías más frecuentes a intervenir son las dislalias, en las cuales se emplean técnicas de praxias bucofonatorias, relajación, cambios de ritmo, intensidad y tono en el habla, ejercicios articulatorios, etc…
DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO: Asociación de imágenes, concienciación fonológica, trabajo de vocabulario, intencionalidad comunicativa, mirada referencial, ejercicios de atención, memoria, cálculo, lecto-escritura, denominación de imágenes y objetos, repetición de palabras, habla dirigida y espontanea etc…
LECTO-ESCRITURA: Uno de los mayores problemas en este ámbito es la dislexia, en el cual podemos emplear ejercicios de concienciación fonológica y semántica, lectura de pseudopalabras, vocabulario y ortografía.
DEGLUCION: Dependiendo de la fase de la deglución que se vea alterada, podremos trabajar más a unas técnicas y otras, entre las cuales podemos destacar las siguientes: praxias bucofonatorias, control de la respiración, barrido lingual, fabricación de bolo cohesivo, reflejo tusígeno, posturas facilitadoras de la deglución, cambios en las texturas de los alimentos (utilización de espesantes…) etc..
TRASTORNO ESPECIFICO DEL LENGUAJE: Existe población infantil que puede presentar un déficit específico en el desarrollo de las habilidades para descodificar y codificar el lenguaje. Estos niños no desarrollan un lenguaje normal en función del curso evolutivo que se podría esperar en la infancia, con unas capacidades sensoriales, cognitivas y motóricas no afectadas. Por ello van a necesitar intervención logopédica, empleando diferentes técnicas para trabajar a nivel fonológico (concienciación fonológica); a nivel semántico (definiciones); a nivel morfosintáctico (trabajar la sintaxis mediante empleo de diferentes frases); y a nivel gramático (narración, fluidez verbal, etc…)

La Unidad de Logopedia se suma a los servicios que ya ofrece la Residencia de Mayores SPA de Felechosa, que, con una plantilla superior a los 90 profesionales, son estos:

Atención Social: residentes y familias
Servicio de Terapia Ocupacional
Servicio de Psicología
Servicio de Nutrición y dieta
Servicio de oxígeno individualizado por habitación (oxigenoterapia)
Servicio de Farmacia
Servicios sociosanitarios
Programas Intergeneracionales
Animación sociocultural
Servicio de Fisioterapia y Terapias Acuáticas
Centro hidroterápico-SPA y gimnasio
Atención a discapacidad y convalecencias
Talleres, huertos, jardinería e invernadero
Biblioteca, Telecentro y gran salón de actos para actividades.

Para más información no dude en consultarnos: teléfono 985 48 75 11 o reservas@residenciaSPAfelechosa.com

Los legendarios trenes de la Vasco-Asturiana, exposición organizada por:

Dentro de su programación de actividades en Comunidad Abierta, la Residencia de Felechosa acoge desde el 1 de diciembre y hasta el próximo 15 de enero la exposición «Historia del Ferrocarril Vasco-Asturiano», un magnífico archivo documental que profundiza en la historia de esta legendaria marca de trenes, ligada al desarrollo industrial y minero de España. Esta interesantísima exposición, memoria de casi un siglo de actividad social y económica y a la primera revolución industrial, recala en nuestras instalaciones gracias a la Asociación Cultural “Los Averinos”, cuyos miembros han trabajado durante años en el estudio y acopio contenidos y reconocen con su exposición en nuestra sede el innegable nexo que los trenes de la Vasco tienen con la familia minera.

La Asociación Los Averinos fue fundada en el pueblo mierense de Loredo por un grupo de entusiastas amigos, casi todos jubilados, apasionados de los asuntos históricos de nuestra Tierra, sobre todo de su pasado industrial y sus repercusiones sociales. Su objetivo: rescatar y difundir de manera altruista piezas de ese gran legado que se han ido quedando por el camino. Casi la totalidad de los componentes de Los Averinos estuvieron relacionados en su vida laboral con dos de los grandes pilares de la industrialización asturiana, como fueron la minería y las redes ferroviarias de Asturias.

En esta exposición, encontramos buena parte de ese trabajo: fotografías, documentos y utensilios propios de aquel tiempo. Y su labor, acercarlo a centros culturales, sociales y educativos. “Nos sentimos reconfortados de despertar los viejos recuerdos en todas esas personas mayores que visitan la expo y descubren a los más jóvenes el duro mundo de sus ancestros. El duro y sacrificado trabajo de los mineros, los accidentes, las enfermedades profesionales y las no menos condiciones laborales que se imponían en las redes ferroviarias, muy ligadas a la minería, en la perforación de los túneles, las tremendas nevadas en los puertos de montaña y los frecuentes accidentes… todo ello merecen ser conocido por la gente de hoy”, nos explica Celso Suárez, portavoz de la Asociación. Y añadió: “Como nietos de abuelos que propiciaron en el siglo XIX y el XX el despegue industrial en Asturias, y abuelos que ahora somos, nos sentimos “el último relevo” en esa obligación de difundir experiencias y recuerdos para que las nuevas generaciones no las olviden”.

 

 

 

 

 

 

 

Salón de Actos de la Residencia de Mayores SPA de Felechosa
Horario de atención al público
Barrio Parte Alta Las Pedrosas 2 (salida sur de Felechosa)
33688 Felechosa/Aller (Asturias-España)

Piscina dinámica del spa de la Residencia Spa de Felechosa

La apuesta por la unidad de hidroterapia y  terapias acuáticas está llevando a nuestra Residencia SPA de Felechosa, en el Alto Aller-Asturias, a grupos de discapacidad y enfermos crónicos de toda España. Una visión sociosanitaria para esta puntera instalación de agua, donde el agua juega una labor terapéutica y rehabilitadora clave. La potenciación de este centro de hidroterapia responde a una demanda creciente de nuestra sociedad, en casos particulares (periodos de convalecencia geriátrica -los mayores de 65 años ya pueden- que requieren acciones provisionales temporales, incluso con estancia) pero también concreta, generada por las asociaciones y colectivos que trabajan en el campo de la discapacidad y las enfermedades crónicas.

Los beneficios del agua para mitigar los síntomas de muchas enfermedades son muy conocidos, tanto como la apuesta del Grupo Montepío por estas terapias, aplicadas en un principio como servicio de prevención socio-laboral y familiar, sobre todo desde mediados del pasado siglo en el Balneario de Ledesma (con agua termal). Con la hidroterapia y su uso terapéutico y profesional, el SPA de Felechosa completa la oferta a su clientela con un servicio de calidad. Cabe recordar que a finales del pasado mes junio la instalación del Montepío en el Alto Aller acogió un curso internacional de hidroterapia impartido por el experto mundial Johan Lambeck, padre de la técnica Halliwick, una de las más utilizadas por los profesionales  dedicados a la realización de tratamientos y ejercicios de rehabilitación en el medio acuático.

Las ventajas para la condición física y psíquica son múltiples: La mejora de la capacidad funcional y la condición física, así como la ralentización de los procesos degenerativos son algunas de las ventajas que experimentan los pacientes que se someten a esta terapia. Además, para las personas con discapacidad, la hidroterapia es un vehículo más a la hora de mejorar las relaciones interpersonales y la participación social.

En esta última temporada por la Residencia del Montepío han pasado muchos grupos de personas con discapacidad o enfermedades crónicas de toda España, de colectivos como Aspace de Gijón, León, Vigo, Cádiz… Aspanemi de Narón (La Coruña) o Fundación Personas de Valladolid. La mayoría de los participantes asegura haber experimentado una mejora en las capacidades motrices, afirmando que su nivel de autoestima e integración gracias a las relaciones personales que han entablado durante la actividad. La hidroterapia les ayuda a mejorar la condición física de estos pacientes, pues suele ocurrir que para un buen número es la primera actividad física que practicaban debido a sus limitaciones. Varios grupos ya han repetido experiencia.

Los beneficios que aporta la hidroterapia son múltiples, el primero realizar un tipo de trabajo que en el medio terrestre no es posible debido a las características del mismo.  Los objetivos a trabajar se realizan teniendo en cuenta la valoración funcional de las personas, su desarrollo motor y sus capacidades.

El Centro de Hidroterapia de Felechosa cuenta con una accesibilidad total y una grúa especial para facilitar la inmersión en la piscina terapéutica de aquellas personas con mayores dificultades a nivel motriz. Tras el trabajo en el agua, estas ven aumentadas sus capacidades y destrezas para poder realizar cualquier tipo de movimiento que en tierra les resulta prácticamente imposible, gracias a la ingravidez del medio acuático. Se evitan impactos y riesgo de lesiones y se facilitan así las sensaciones, movimientos y posturas normales, que influyen directamente en su desarrollo integral mejorando muchos de los aspectos que se trabajan diariamente en las sesiones de rehabilitación, fortaleciendo la musculatura y desarrollando modelos óptimos de movimiento, evitando patrones de movimiento compensatorios anormales y previniendo deformidades y posiciones viciosas. Para ello se acompaña en ocasiones trabajo manipulativo de caderas, hombros y columna para aumentar los recorridos articulares  y llegar a una relajación muscular, con movimientos lentos y suaves que lleva a cabo el terapeuta.

A nivel respiratorio también de detectan mejoras, gracias a que se produce comprensión de la cavidad torácica, por la presión ejercida en la inmersión, fortaleciendo los músculos relacionados en la inspiración, a la vez que facilita la espiración. Los cambios térmicos influyen en la regulación del sistema simpático parasimpático, el cual influye en la regulación del aparato digestivo, cardiocirculatorio, respiratorio, renal. Y dentro de este beneficio integral, no es baladí el efecto placebo y retroalimentador del medio acuático, pues las personas con la terapia desconectan de la rutina, se sienten libres, se relajan e interactúan mediante el juego. Si son niños, las acciones cobran un valor doble por su mayor predisposición al juego en el agua, generando un ambiente de trabajo ideal, que les permite sentir y explorar el propio cuerpo, lo que lleva a un aumento de iniciativa, de aprendizajes y de experiencias sensorio motoras.

Logotipo de la Residencia Spa de Felechosa

Para más información no dude en contactar con nosotros y solicitar información sobre las posibilidades de realizar hidroterapias, tanto para particulares como grupos:

Teléfono: 985 48 75 11 reservas@residencialamineria.com

Al hilo de la información publicada el pasado lunes, 15 de marzo, en el diario La Nueva España, bajo el título “Una mujer con alzhéimer sufre el robo de sus joyas en la residencia del Montepío”, y en el que se concluye, entre otras cosas, “que en la residencia de Felechosa ha sentido que no se garantizaba adecuadamente ni la integridad física ni el respeto por sus cosas, ni el cuidado que exige una enferma de alzhéimer en el grado más alto que reconoce la ley de dependencia”, sin que tales extremos hayan sido contrastados con la propia dirección del centro, el COMITÉ DE EMPRESA debe manifestar lo siguiente:

Nuestra plantilla de trabajadores tiene el absoluto conocimiento de haber realizado el protocolo de actuación determinado para estas situaciones. Poniéndose en contacto y a disposición de la policía, colaborando como en otras ocasiones en todo lo posible con la investigación en apoyo a la afectada y su familia.

Nos sorprende que en este caso, donde existe una situación compleja, y donde nos consta que la dirección del centro advirtió sobre la responsabilidad en los artículos  de valor, que no exista la menor duda, ni siquiera razonable, sobre el lugar o modo de la desaparición, ni siquiera presunción de inocencia, cuando en estos casos no siempre son robos, a veces son pérdidas involuntarias o extravíos, máxime en el caso donde la residente ha realizado en este tiempo diversos itinerarios entre la Residencia, ambulancias, hospital y la casa familiar de su hija.

Aprovechar un hecho puntual y magnificado en denuncia pública para presentar toda una OPA hostil al centro, a sus trabajadores y trabajadoras de la Residencia, parece alimentar en este caso una idea preconcebida de dar una imagen muy negativa de nuestro trabajo profesional y vocacional. Especialmente cuando en estos servicios de atención todos los procedimientos están sustentados sobre protocolos auditados anualmente.

Finalmente indicar que con este tipo de informaciones, se produce un daño gratuito e incuestionable a una actividad socio-sanitaria en la que trabajamos 86 personas, para quienes nuestro trabajo cerca de casa constituye un proyecto de vida. No cabe ninguna duda que vamos a combatir actitudes y denunciar situaciones en las que se dan una imagen distorsionada de la realidad de nuestra Residencia. Dicho esto, manifestamos nuestro firme propósito de seguir ejercitando nuestra labor con la misma ilusión y entusiasmo y que seguiremos manteniendo el mismo respeto, afecto, profesionalidad hacia su madre, que a día de hoy sigue residiendo con nosotros.

FIRMADO: INES RODRIGUEZ-PRESIDENTA COMITE.

El próximo jueves 20 de Abril, a las 12 del mediodía, en la Residencia SPA de Felechosa – Montepío tenemos la oportunidad de conocer por boca de la presidenta de APACI Juana Jara, los entresijos de la exposición CREMALLERAS que desde hace unos días albergamos en nuestro hall. APACI es la Asociación de Padres y Amigos con Cardiopatías Congénitas. Desde hace unos años realizan una importante labor de ayuda a las familias y de sensibilización sobre esta enfermedad. El asunto ha vuelto estos días al primer plano de la actualidad nacional tras la repentina y temprana muerte de la que fue Ministra de Defensa y dirigente socialista, Carme Chacón (46 años), que padecía desde su nacimiento la cardiopatía conocida como «corazón al revés»,

Las cardiopatías congénitas son un grupo de enfermedades caracterizadas por la presencia de alteraciones estructurales del corazón producidas por defectos en la formación del mismo durante el periodo embrionario. Aparecen en 8 de cada 1.000 recién nacidos vivos, existiendo un número casi incontable de cardiopatías congénitas diferentes.

En el acto organizado por APACI y la Residencia de Felechosa/Montepío contará con la colaboración de dos de los niños alleranos protagonistas en el reportaje fotográfico: Álvaro y Esther. Esa cita es una magnífica oportunidad para visualizar toda esa labor que realiza APACI y la dimensión e impacto de esta enfermedad.

La dirección del Grupo Montepío felicita a APACI por ese magnífico trabajo.
#espírituMUTUALISTA