La Residencia de Felechosa informa que, ante la gravedad de la pandemia y la preocupación por los efectos del virus, especialmente entre la población más vulnerable por edad y/o patologías asociadas, la Consejería de Salud del Principado de Asturias nos remite de manera periódica y actualizada, dependiendo de la situación epidemiológica y de las novedades que pueden producirse, los nuevos Procedimientos de actuación frente al COVID-19. Por ello, hemos creado este espacio para facilitar la última información disponible y actualizada a nuestra Comunidad residencial -residentes y trabajadores- y familias. 

Por la virulencia del virus, especialmente entre la población más vulnerable por edad y/o patologías asociadas, destacamos los procedimientos que se adoptan en nuestro marco territorial del Principado de Asturias para todas las residencias de mayores de Asturias, que genéricamente son paquete medidas de seguridad y protección, en las que figura, entre otras, la limitación de las salidas y paseos de los residentes y el posible blindaje preventivo o creación de burbujas de aislamiento durante 3 días –con prohibición de salidas y acceso para externos a los centros- ante prescripciones de sospechas por fiebres o sintomatologías.

El más actual pueden consultarlo aquí:

Especial salidas en Navidad 2020

Gobierno de Asturias Residencia: Salidas en Navidad criterios para valoración individualizada.

Recomendaciones para Salidas en Navidad a domicilio familiar Consejería de Salud de Asturias

El regreso a los geriátricos tras la Navidad, con PCR negativa y al menos dos semanas de aislamiento

➡️Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias de personas mayores en Asturias. 20 de noviembre

➡️También te puede interesas: Resumen de las medidas para la disminución del impacto sanitario en el Principado de Asturias

Ante la entrada en vigor de estos procedimientos más restrictivos, fruto de la preocupante evolución social de la pandemia en estas últimas semanas, queremos desde la Residencia de Felechosa, por una parte, pedir comprensión hacia los mismos, en este contexto difícil por el que estamos a travesando; y a la vez hacer un llamamiento anticipado a la calma ante posibles escenarios de aislamientos provisionales que, quizás, simplemente pueden darse por “análisis rutinarios por sintomatologías”, sin que realmente llegue a haber contagios, medidas que tienen siempre el objetivo final de preservar la Salud de toda nuestra Comunidad de residentes y trabajadores. Por tanto será importante para la salud emocional de todos huir de alarmismos. Nuestro compromiso con la transparencia informativa será hasta el final.

Por otro lado, indicar que mientras la situación lo permita, y dentro del marco de respeto y cumplimiento al referido Procedimiento, trataremos de mitigar los efectos sociales y emocionales de estas medidas ampliando en nuestra Residencia a 3 los puestos de visita, con el fin de que las familias puedan visitarles con las máximas medidas de seguridad en la zona habilitada a tal fin, siempre bajo cita previa, la mejor forma de poder visitar a los residentes de forma segura. De manera paralela también trabajamos en actividades de animación y ocio que contribuyen a estimular día a día a nuestros residentes.

Les recordamos que para la realización de llamadas, videoconferencias y/o otras consultas, no duden en hacernos saber a través de nuestra Recepción 985 48 75 11 cómo les podemos ayudar a mantener el contacto con los residentes.

Pueden descargar y consultar el referido documento de Procedimientos aquí:

ACTUAL ➡️Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias …6 de noviembre de 2020

Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias de personas mayores y centros sociosanitarios 16 de octubre

Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias de personas mayores y centros sociosanitarios 1 de octubre

Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias de personas mayores y centros sociosanitarios 16 de septiembre

Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias de personas mayores y centros sociosanitarios 10 9 2020

Procedimiento Residencias Personas Mayores centros sociosanitarios Principado de Asturias 20 8 2020

Gracias por su inestimable apoyo en estos complejos momentos que vivimos y por colaborar en esta prioridad común que es garantizar la Seguridad y preservar la Salud de tod@s nuestros residentes.

#JuntosLoConseguiremos

La Dirección del Centro y Equipo Asistencial

RESIDENCIASPAFELECHOSA-MONTEPÍO

 

La recuperación tras sufrir un ictus requiere de una rehabilitación personalizada y adaptada a las necesidades de cada paciente. Es la mejor manera de la mayor funcionalidad y autonomía posible. En este sentido, la Residencias de Felechosa, a través de sus estancias temporales, ofrece servicios especializados, dirigidos por nuestros profesionales expertos -equipo multidisciplinar-, que valoran e intervienen cada caso, tratando las secuelas físicas, psíquicas y fisiológicas que hayan aparecido.

Por nuestra experiencia, equipo profesional y dotacional, e instalaciones, creemos poder dar el servicio más adecuado y avanzado a las personas y familias que sufren las secuelas de un Accidente Cardiovascular ACV. Nuestros profesionales han preparado este artículo para tratar de informar sobre las enfermedades cerebrovasculares.

No duden en ponerse en contacto con nosotros:

☎️ 985 48 75 11 / 684 662 087 / 628 541 487

📩 info@residenciaSPAfelechosa.com

El equipo multidisciplinar de la Residencia de Felechosa realiza una valoración integral de la afectación física/funcional y cognitiva del residente para conocer las secuelas y sus necesidades y, en base a los datos clínicos, se establecen los criterios para el tratamiento y manejo de la enfermedad”.
REHABILITACION ACV

Es una enfermedad aguda ocasionada por una alteración de la circulación de la sangre en el cerebro. Esta alteración consiste en el taponamiento o rotura de una arteria, provocando que no llegue sangre a una parte del cerebro o inundándolo de sangre. Como consecuencia las células cerebrales mueren.

Actuar rápidamente es imprescindible para minimizar o eliminar las secuelas.

Una característica principal del ictus es que los signos y síntomas aparecen de forma brusca. Hay 5 signos que nos pueden ayudar a identificar un ictus:

  • La afectación brusca de la VISIÓN en un o en los dos ojos.
  • La pérdida brusca de la FUERZA en un brazo, una pierna o ambos.
  • La aparición brusca de problemas para HABLAR y/o ENTENDER lo que nos dicen.
  • La aparición brusca de DESEQUILIBRIO o INESTABILIDAD.
  • La aparición brusca de DOLOR DE CABEZA.

Hay dos grandes categorías de ictus: Los ictus isquémicos y los hemorrágicos.

Foto de Karolina Grabowska, gracias.

En cualquiera de los dos casos, el flujo cerebral de sangre a una área determinada del cerebro queda interrumpida y las células cerebrales, al no recibir el oxígeno necesario para vivir, empiezan a morir, hecho que da lugar al daño cerebral.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), dos de cada tres personas que han padecido un ictus en España tienen más de 65 años. Por ello, Residencias como la de Felechosa son lugares habilitados para la rehabilitación de los pacientes de ictus. 

CONSECUENCIAS DEL ICTUS.

Nuestro cerebro controla todas nuestras acciones y actividades; la forma como razonamos, como nos movemos, como caminamos, como sentimos, como comemos, etc. Así, según cual sea el área del cerebro que se lesiona después del ictus, las consecuencias pueden ser variables. Podemos tener dificultades para mover un lado de nuestro cuerpo, para mantener el equilibrio, para hablar, para pensar o para sentir. Por lo tanto, el ictus puede quitarle a quien lo sufre la capacidad para interaccionar con el mundo que nos rodea!

EL TRATAMIENTO REHABILITADOR.

La pregunta “¿TENGO SOLUCIÓN?” es la que se hace cualquier persona que tienen una discapacidad después de sufrir un ictus o cualquier otra enfermedad con secuelas. Es evidente que con una discapacidad no se puede llevar la misma vida que antes de sufrir un ictus, pero en la medida de lo posible, y en función del grado de discapacidad, la solución es adaptarse y convivir de la mejor manera posible con la nueva situación. Para la mayoría de pacientes, la terapia de rehabilitación física es la piedra angular del proceso de rehabilitación.

Se debe empezar la rehabilitación lo antes posible, con una intervención multidisciplinar e intensiva, como mínimo durante los primeros 3 o 6 meses.

El tipo de terapia que un enfermo debe seguir, dependerá de la fase de la enfermedad en que se encuentra.

La rehabilitación física se va extendiendo cada vez más. Se entiende como un proceso que contempla la intervención de diferentes profesionales (equipo multidisciplinar) para recuperar mejor el estado funcional del paciente y establecer una mejor calidad de vida.

Esta rehabilitación siempre es multidisciplinar, es decir, que intervienen distintos profesionales de la salud. Todos los pacientes con ictus son evaluados por un equipo de rehabilitación que debe ser:

  1. Precoz: ya que una movilización lo más temprana posible se asocia a mejores resultados en el tiempo, se evitarán complicaciones y se podrá alcanzar antes la máxima funcionalidad.
  2. Eficaz: Se debe ajustar el tipo de tratamiento a cada enfermo, según sus necesidades y posibilidades de mejora, que establezca el equipo rehabilitador. Se debe tener en cuenta que la rehabilitación es un proceso limitado en el tiempo y que, pasados los primeros seis meses, no existe evidencia de una mayor mejora. Cada año, hasta un 65% de los pacientes alcanzan algún tipo de marcha.

En el proceso de neurorehabilitación, la intervención debe ser multidisciplinar: enfermeras, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, psicólogos, logopedas, etc., con el objetivo de rehabilitar las capacidades perdidas o alteradas para que el paciente pueda recuperar unos niveles de independencia óptimos.

También es fundamental establecer un plan personalizado que potencie las destrezas residuales del residente y fomenten su autonomía funcional en condiciones de seguridad, en un entorno adaptado: habitación, mobiliario, estancia, comedor, etc.

  • El fisioterapeuta trabaja de forma global estructural; ayuda a reforzar destrezas como la marcha y el equilibrio, mediante la rehabilitación del miembro superior. Ofrece asesoramiento y entrenamiento en el uso de ayudas técnicas. En nuestra Residencia contamos con una gimnasio-spa preparado para desarrollar esta labor.
  • El terapeuta ocupacional potencia la recuperación e integración de los miembros superiores, entrenando al residente en las actividades básicas de la vida diaria y las instrumentales.
  • El psicólog@ rehabilita la heminegligencia, el deterioro cognitivo leve, los cambios de personalidad y las alteraciones emocionales, trabajando los cambios en la conducta social que generan problemas de convivencia y gran deterioro en la calidad de las relaciones interpersonales.
  • Y el logopeda aborda el déficit lingüístico, centrado en la rehabilitación de la función perdida, en la adaptación de nuevos sistemas alternativos de comunicación o en ambas a la vez. También trabaja las alteraciones deglutorias, como las parálisis faciales y la disfagia neurológica.
  • Nutrición (nutricionista): en Residencia de Felechosa, nuestro Servicio de Comidas ofrece menús texturizados, ideales para que la nutrición sea un soporte importante a la hora de ayudar en los procesos de recuperación.
  • La Sala Snoezlen: En la decidida apuesta de nuestra Residencia y del Grupo Montepío por ofrecer unos servicios a la vanguardia, la estimulación multisensorial ya es una realidad, una herramienta más al servicio de sus profesionales que trabajan en la atención a personas mayores o con discapacidad, incorporada para potenciar los beneficios que estas técnicas aportan al proceso de intervención o rehabilitación convencional. La  Sala Snoezelen o sala de psicoestimulación es un nuevo servicio transversal a todas las áreas del Centro, que están convencidos va a aportar mejoras y bienestar a su público y familias, pero sobre todo en este campo, en la recuperación de personas que han sufrido ICTUS.
  • La Residencia de Felechosa: por nuestra ubicación, en un entorno relajado, de alto valor ambiental, y con una potente programación cultural y de animación, apoyada sobre instalaciones como biblioteca, telecentro, salón de actos, huertos/invernaderos, amplios jardines… huecos espaciosos y sin barreras, nos convierten en entornos saludables, acostumbrados además en gestionar estas situaciones, que siempre generan impacto en las personas afectadas y en las familias. Por ello, no lo dude, póngase en contacto con nosotros, SIN COMPROMISO:
  • ☎️ 985 48 75 11 / 684 662 087 / 628 541 487📩 info@residenciaSPAfelechosa.com
    El equipo multidisciplinar de la Residencia de Felechosa realiza una valoración integral de la afectación física/funcional y cognitiva del residente para conocer las secuelas y sus necesidades y, en base a los datos clínicos, se establecen los criterios para el tratamiento y manejo de la enfermedad”.

Las patronales del sector de Servicios de Residencias de Asturias, ASCEGE* y Aarte, requieren a la Administración Regional la puesta en marcha de unidades intermedias de atención residencial para las personas mayores contagiadas de Covid La situación generada por el Covid en la población mayor que vive en residencias, tanto públicas como privadas, de la comunidad autónoma necesita de soluciones inmediatas que permitan normalizar la situación y que eviten la propagación de la enfermedad en una población especialmente vulnerable, frágil y pluripatológica, como es la de las personas mayores.

Pese a la apuesta realizada por el sector de residencias, duplicando esfuerzos, reforzando sus plantillas y diseñando planes de contingencia bajo la supervisión de las administraciones públicas, la escasez de recursos sanitarios y la falta de profesionales cualificados nos conduce hacia una situación de incertidumbre que augura, sin lugar a duda, situaciones nada deseables.

La primera ola de la pandemia desestabilizó el sistema de atención, pero nos ayudó a identificar estrategias para abordar una posible segunda oleada. No parece razonable que, encontrándonos ahora en ese momento en el que repiten situaciones vividas, el sistema sanitario público no sea capaz de atender de manera eficiente los requerimientos de las personas que viven en las residencias De nuevo se pone de manifiesto la necesidad de una mayor coordinación de los sistemas sociales y sanitarios que garantice procesos de atención compartidos y que, sobre todo, articule dispositivos de atención que atiendan a los enfermos y que prevengan la propagación de la
enfermedad entre los más vulnerables.

Los retrasos en las PCR y la saturación del CREDINE son indicativos claros de una ineficiencia, por saturación, que necesita de respuestas rápidas y contundentes que permitan, en primer lugar, asestar un golpe certero a la propagación de la pandemia y en segundo articular una estrategia para disminuir de manera sostenida los casos en nuestra comunidad.

En este sentido la creación de unidades de atención intermedias o de unidades de hospitalización satélites permitiría aislar los casos confirmados y minimizar un escenario de propagación de la enfermedad entre otros residentes no enfermos de los centros de mayores, sin olvidar que favorece solventar la escasez de personal médico y de enfermería concentrando a los enfermos en centros de referencia.

Las medidas adoptadas por el sector de residencias, ha supuesto reforzar plantillas de personal, asumir el material de protección de sus profesionales y reorganizar sus centros para atender a situaciones de contagios en los mismos. En este momento, a estas medidas de contingencia, se suma la sustitución de sus profesionales contagiados por el Covid y la falta de profesionales sanitarios que den la cobertura adecuada a una situación claramente sanitaria. En este panorama, y con el sistema sanitario cerca del colapso resulta preocupante una saturación de los hospitales y de
sus UCIS, con la consiguiente dramática priorización en la atención a unos sectores de la población frente a otros. La contribución en la atención de los casos covid en las residencias y su no derivación a centros hospitalarios hace que la sanidad asturiana no esté totalmente desbordada y que el sector residencial esté sufriendo la virulencia de esta segunda oleada.

Desde ASCEGE y AARTE instamos a nuestro gobierno regional, a que esta medida que ya se aplicó con éxito en otros momentos de la pandemia en nuestra comunidad, y que está siendo un apoyo fundamental en otras comunidades autónomas, se reactive y priorice.

Para este fin, el sector de residencias ofrece su colaboración al Gobierno Regional, ofreciendo nuestra total colaboración a la creación de centros intermedios. Reiteramos que la situación que vivimos, y la qué de no cambiar las cosas, desgraciadamente auguramos se vivirá en breve, necesita de medidas con carácter urgente, desde una estrategia compartida entre el sector sanitario y el social, y que además cuente con los agentes y prestadores
de servicios tanto públicos como privados.

(*) La Residencia de Mayores de Felechosa forma parte de la dirección de ASCEGE  (Asociación de Centros Geriátricos de Asturias)

La Residencia de Felechosa ha desarrollado en los últimos días, de puertas adentro (ámbito comunitario) una curiosa campaña de información/formación sobre «Patógenos y wc», importante a la hora de tratar de frenar transmisiones de todo tipo, incluido #Covid, pero también otras como la gastroenteritis viral , etc.

👉La prevención es nuestro mejor aliado.

👉 Vídeo ilustrativo de la campaña:

 

Ante la importancia de una buena información para hacer frente a la crisis generada por la pandemia de #Covid19, y en base a nuestro compromiso con nuestra Comunidad de residentes, trabajadores/as y fammilias y la Responsabilidad Social Corporativa del Montepío #RSC recogemos en esta entrada web la info oficial con LOS CAMBIOS DE ÚLTIMA HORA EN #ASTURIAS, que desde el 14 de octubre de 2020 anuncia a través de las Autoridades Sanitarias la vuelta a «Fase-2 modificada: Hay algunas cuestiones de obligado cumplimiento y otras en grado recomendación. Vigencia de 15 días y reevaluación», según ha manifestado el Consejero de Salud del Principado de Asturias, Pablo Ignacio Fernández Muñiz.

En nuestro caso destacamos el Capítulo VI, de las Medidas relativas a servicios sociales.
6.1. Residencias de personas mayores y centros sociosanitarios.

1. Se reforzarán los sistemas de protección de acuerdo a las medidas señaladas en el “Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias de personas mayores y centros sociosanitarios”. Se considera fundamental tener en cuenta aspectos relacionados con la movilidad y la salud emocional de las personas residentes. Se trata de compaginar esa necesidad con extremar las medidas de protección en relación con paseos y visitas, garantizando que estas puedan realizarse en condiciones de máxima seguridad y protección de la salud individual y colectiva.

2. En las residencias de personas mayores y centros sociosanitarios las personas trabajadoras deberán autorregistrar de forma diaria el listado de personas que son sus contactos estrechos (convivientes y personas con las que han permanecido a menos de dos metros, durante más de quince minutos sin protección). Este registro es de uso personal para tener conciencia de la necesidad de minimizar el número de contactos estrechos y para facilitar recordar cuál es el círculo de contactos estrechos en caso de que una persona trabajadora fuera un caso confirmado.

Este es el documento oficial íntegro publicado en el Boletín Oficial de Asturias-BOPA:

BOPA Resolución de 14 de octubre de 2020, de la Consejería de Salud de Asturias, de medidas urgentes de carácter extraordinario, urgente y temporal de prevención frente al COVID19

En resumen, Asturias vuelta a Fase-2 modificada: Hay algunas cuestiones de obligado cumplimiento y otras en grado recomendación. Vigencia de 15 días y reevaluación. Astur Salud había confirmado hoy 183 nuevos casos de #coronavirus. 18 personas precisaron ayer ingreso hospitalario. La tasa de positividad se sitúa este día 14 de octubre en el 5,87%, tras haberse efectuado 3.117 pruebas PCR. Información permanente actualizada  por el Gobierno de Asturias en: https://coronavirus.asturias.es/

Más información y documentación oficial sobre la pandemia en el espacio especial del Grupo Montepío:

🗣️ Comunicado/Residencia de Felechosa🌿-Montepío 9 de octubre de 2020:

👉🏻QUERIDAS FAMILIAS: Sumidos ya en una nueva ola derivada de la pandemia COVID19 y ante la alta incidencia registrada en las últimas horas con un elevado número de casos en varias de las zonas del Área Sanitaria VII de Asturias, a la que pertenecemos, y la declaración de varias alertas naranjas en poblaciones próximas, nos vemos obligados, siguiendo las recomendaciones de las Autoridades de Salud y los procedimientos de prevención y seguridad establecidos, a suspender las salidas de nuestros residentes al exterior.

Como siempre, somos conscientes del trastorno y alcance que estas medidas tienen en la organización o planificación de algunas de las familias, pero la prioridad en estos momentos es la protección de la salud de nuestras personas, especialmente las más vulnerables.

Pendientes siempre de la evolución de la pandemia en la zona y de las indicaciones de la Autoridades, por el momento mantendremos las visitas familiares, pero siempre de acuerdo al protocolo establecido, con cita previa, duración de 30 minutos y dentro de los espacios especiales regulados en el centro, como el método más seguro para el conjunto de nuestra Comunidad de residentes y trabajador@s.

Les recordamos que pueden consultar la Normativa para visitas y los Procedimientos de Actuación ante el COVID que nos guía la Consejería de Salud del Principado de Asturias en nuestra página web www.residenciaSPAfelechosa.com.

A su vez, contamos como soportes directos nuestro teléfono 98548 75 11 o el mail info@residenciaspafelechosa.com.

Gracias por su inestimable colaboración en estos complejos momentos que vivimos.

#JuntosLoConseguiremos

La dirección y equipo asistencial RSF-M

Ante la necesidad de seguir estableciendo medidas de prevención frente a la pandemia de COVID19 y con el fin de preservar la salud de toda la Comunidad vinculada a la Residencia de La Minería, tanto a su centro de mayores como a la Unidad de alojamiento para personas con discapacidad, hemos procedido con fecha 10 de julio a la adopción de las siguientes normas: 

Basándonos en la publicación a fecha 28 de mayo de 2020 de la Resolución de 27 de mayo de 2020, de la Consejería de Derechos sociales y Bienestar por la que se establecen los requisitos y condiciones para la realización de visitas en las viviendas tuteladas, centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales para personas mayores, así como la realización de paseos el equipo interdisciplinar de  LA RESIDENCIA DE MAYORES LAS MINERIA S.L.U desarrolla un procedimiento específico adaptado a sus usuarios e instalaciones bajo criterios unánimes de profesionales sociosanitarios para llevar a cabo la realización de visitas en el centro.

Se cumple el requisito para ello de no tener en la actualidad ningún caso COVID-19 diagnosticado y que nadie se encuentra en periodo de cuarentena por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19, si esta circunstancia cambiase o cualquier otra que el personal sanitario considerase de riesgo se diese en el centro, la dirección tomaría la decisión de cancelar el programa de visitas hasta que se restablezca la normalidad y las autoridades competentes en su caso lo autorizasen.

PROCESO Y CIRCUITO HABILITADO DE VISITAS.

Nuestro centro cuenta en la actualidad con una media de 160 usuarios. Establecemos un calendario de una visita a cada residente por parte de un solo familiar una vez cada tres semanas. Programamos al menos 7 visitas diarias lo que nos llevaría a realizar rotaciones cada tres semanas de forma que un usuario tendría una visita cada aproximadamente 3 semanas. Para situaciones excepcionales dejamos programada una visita a las 15 horas.

  • Horario visitas turno mañana: A las 10h, 11h y 12h
  • Horario visitas turno de tarde: A las 15h, 16h, 17h, 18h

La duración de la visita es de 30 minutos, estableciéndose otros 30 minutos para realizar la limpieza de la sala y del recorrido a cargo de nuestra empresa contratada LACERA con los productos reglamentarios.

El calendario se registra en nuestro programa de gestión lo realiza el servicio de RECEPCIÓN que también proporciona el documento del consentimiento informado que deben firmar las visitas.

  1. Calendario mensual en el que figura la programación prevista.
  2. Registro individual de cada visita con sus datos.    
  3. Documento consentimiento informado que debe firmar el visitante.

La entrada de las visitas se realiza por la puerta principal del centro habilitada solo para casos excepcionales y la visitas, estas deberán primero llamar al timbre situado en el exterior.

Una vez en la antesala se cuenta con las medidas que se recogen en las Instrucciones (23/05/2020) en las que se basa este procedimiento.

  • Colocados carteles informativos instrucciones
  • Solución hidroalcohólica
  • Papel desechable
  • Felpudo con solución de hipoclorito sódico

El recorrido desde la entrada hasta la recepción es de 10 metros, la recepción esta protegida con mampara metacrilato y la firma del documento de consentimiento informado se realiza sin contacto entre visitante y trabajador. 

Una vez registrada, la visita acude a la zona habilitada que está en frente de la recepción a 20 metros señalizada con puerta exclusiva de entrada para familiares y siempre con control visual directo desde la recepción y con la zona de transito señalizada.

En caso de que se tuviese que utilizar el baño, también está habilitado y dentro del mismo hall. Con jabón y papel para la higiene.

La sala de visitas (fotos 7 y 8) cuenta con el material necesario y están perfectamente delimitadas las zonas de tránsito. 

  • Mesa separada por pantalla metacrilato
  • Papel para higiene de manos
  • Papelera pedal
  • Solución hidrogel.

FOTOS 7 y 8

Recepción se pondrá en contacto con Supervisoras para que gestionen el acompañamiento desde planta hasta el Hall de entrada donde se ubica la sala de visitas. Serán acompañados por el/la auxiliar de referencia asignada en cada planta.

Se les recordarán a ambos las medidas de protección a mantener durante la visita. Una vez terminada la auxiliar acompañará nuevamente al residente a su habitación. El visitante realizará la higiene de manos y abandonará el centro por el mismo recorrido que a la entrada.

Desde el departamento de recepción se contacta con el servicio de limpieza para que repase todo el recorrido desinfectado todas las superficies de contacto, tiene un margen de 30 minutos.

Como se puede ver las entradas de los familiares y de los usuarios a la sala de visitas se realiza por puertas independientes. FOTO 7

PROCESO SELECCIÓN VISITAS RESIDENTES

La recomendación fundamental de las instrucciones para la realización de las visitas dice:

“en el caso de los centros residenciales de personas mayores, estas visitas ser realizarán únicamente en supuestos excepcionales, tales como el final de la vida o el alivio de descompensación neurocognitiva del residente”

Bajo ese criterio nuestros profesionales en el ámbito sociosanitario establecen un criterio de orden para todos nuestros usuarios.

El equipo es consciente de la amplitud que puede suponer la interpretación del criterio fundamental marcado en las instrucciones técnicas del (23/05/2020) al entender que muchos de nuestros usuarios  puedan encontrarse en esa situación de descompensación neurocognitiva por lo que se establece el siguiente criterio para intentar organizar de manera segura para todos en esta excepcional situación.

  • Encamados
  • Alivio de descomposición neurocognitiva
  • Deterioro cognitivo grave
  • Psico geriátricos
  • Deterioro cognitivo leve
  • Autónomos

El listado es menor de los 161 residentes actuales ya que por diversos motivos no recibe visitas.

VISITAS ENCAMADOS

Las visitas en este caso se hacen en planta en la habitación del usuario y siguen el mismo procedimiento que el de visitas al final de la vida en cuanto a EPIS, no en cuanto a la duración que serán en este caso de 30 minutos.

OTRAS INFORMACIONES DE INTERÉS:

Medidas generales de prevención aplicadas a las personas usuarias de nuestra Residencia que realicen paseos o salidas

Servicio de restauración y comidas: carta de menús 

 

 

Las caídas representan una situación de peligro que se da con mayor frecuencia a medida que una persona envejece. Pero ¿qué podemos hacer para prevenirlo? Las caídas en personas mayores son algo a lo que se debe prestar atención. En estos casos, es necesario conocer sus posibles causas, así como evaluar las consecuencias que pueden ocasionar en la salud del adulto mayor.

El Ministerio de Sanidad recuerda que las caídas son la principal causa de lesiones en los adultos mayores y que, a medida que avanzan los años, las probabilidades de sufrir una aumentan.

Mantenernos activos, haciendo ejercicios que potencien la flexibilidad y el equilibrio, y establecer medidas básicas que hagan del hogar un entorno seguro son dos de las claves para minimizar el riesgo de caídas. Pero, aun así, éstas pueden ocurrir y es importante actuar de manera correcta al intentar volver a ponernos en pie, solos o con ayuda de alguien, para que los daños sean los menos posibles.

La Organización Mundial de la Salud —OMS— define el término «caída» como el acontecimiento involuntario que hace perder el equilibrio y dar con el cuerpo en tierra u otra superficie firme que lo detenga.

La edad es uno de los principales factores de riesgo para sufrir una caída, y su incidencia aumenta progresivamente con el paso de los años. De igual modo, el riesgo de que estos accidentes provoquen lesiones graves, o incluso la muerte, se incrementa con la edad.

¿Sabes cuáles son los factores de riesgo de sufrir una caída?

Los factores de riesgo de caídas pueden ser intrínsecos o extrínsecos. Veamos en detalle cuáles son los más frecuentes.

Intrínsecos: Son los que dependen de la persona, ya sea por el propio proceso de envejecimiento o por las circunstancias que se dan en ese momento. Los factores intrínsecos son los que más influyen y, entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Edad.
  • Haber sufrido una caída previa.
  • Alteraciones oculares como las cataratas o disminución de la agudeza visual.
  • Atrofia muscular y alteraciones musculoesqueléticas.
  • Problemas vestibulares que afectan al equilibrio.
  • Deterioro cognitivo.

Extrínsecos:

 La edad es un factor de riesgo de caídas. Sin embargo, muchos factores del entorno también pueden incidir. Aquí se engloban los factores que dependen del entorno que rodea a los mayores. A nivel del domicilio, puede haber falta de iluminación, desorden, suelos irregulares o que resbalan, alfombras o cables. También el uso de calzado inadecuado puede aumentar el riesgo de las caídas. Otro lugar importante es el cuarto de baño, la existencia de bañeras o platos de ducha sin los asideros adecuados puede aumentar el riesgo de las caídas. En la calle, los factores que aumentan el riesgo de las caídas de las personas mayores son:

  • El pavimento irregular o resbaladizo.
  • Los semáforos de corta duración.
  • La ausencia de rampas.

Por otro lado, en los medios de transporte, los movimientos bruscos y los tiempos cortos de subida o de bajada también influyen. La OMS también detalla que existen ciertos medicamentos que aumentan el riesgo de sufrir caídas, especialmente los que ejercen su acción a nivel del sistema nervioso central.

Consecuencias de las caídas en personas mayores

Se pueden clasificar en tres grupos:

1. Físicas Son las asociadas directamente a la caída, como fracturas, esguinces o heridas. Un artículo publicado en la Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica enumera como ejemplos de estas consecuencias las fracturas y los hematomas, entre otras lesiones.

Las caídas que se producen cuando la persona mayor está sola suelen hacer imposible que se levante. Esto puede ocasionar, entre otros problemas graves, signos de hipotermia o deshidratación.

3. Socioeconómicas Las caídas conllevan un aumento de los recursos necesarios para atender a la persona afectada. Por otra parte, a nivel sanitario, incrementa el número de consultas,  ingresos hospitalarios, cirugías o rehabilitación.

¿Cómo se pueden prevenir las caídas en personas mayores?

Para prevenir las caídas, es de utilidad hacer los cambios necesarios en la vivienda, como instalar una iluminación adecuada, mantener seco el suelo del baño, poner alfombras antideslizantes o adaptar la altura de la cama. El Manual de prevención de caídas en el adulto mayor publicado por el Gobierno de Chile ofrece consejos muy importantes al respecto.

Si hay escaleras en la casa, asegúrate de que todos los peldaños son regulares y no resbalan, y que haya una barandilla fija a ambos lados de la escalera. Otro documento muy útil para conocer acciones preventivas básicas es la Guía para la prevención de accidentes en las personas mayores de la Comunidad de Madrid.

Hacer algunos ajustes dentro del hogar puede ayudar a reducir el riesgo de caída en adultos mayores.

La prevención primaria engloba una serie de medidas encaminadas a disminuir el riesgo de caídas en personas mayores. El objetivo es que la persona mayor sea autónoma, de manera que pueda estar en su domicilio el máximo tiempo posible.

La OMS recomienda la práctica de ejercicio de intensidad leve o moderada. De esta forma, se aumenta la fuerza, disminuye la depresión, mejora el dolor articular y desciende el riesgo de diabetes y enfermedad cardiovascular. Además, es aconsejable hacer una revisión periódica tanto de las gafas como de los audífonos.

Prevención secundaria

Consiste en conocer los factores que han causado la caída y actuar sobre ellos para evitar que se repita.

Prevención terciaria

Se incluyen todas las medidas destinadas a la rehabilitación necesaria para restaurar el estado óptimo del mayor. Además, hay que enseñar a la persona afectada a levantarse tras la caída. Para ello, se recomienda girar el cuerpo hasta apoyar las rodillas, con la intención de ponerse en posición de gateo y levantarse apoyándose en un objeto cercano.

Se estima que el 30 % de los mayores de 65 años, y el 50 % de quienes superan los 80 años de edad sufren al menos una caída al año. Por tal razón, la prevención debe incluir a distintos profesionales de la salud y a las personas de su entorno más cercano.

Teniendo en cuenta las recomendaciones mencionadas previamente y los consejos recogidos en las fuentes citadas, ya se pueden mejorar notablemente las condiciones de seguridad para el adulto mayor. Así, prevenir las caídas será mucho más factible.

Cuidado con las caídas en personas con Parkinson

En cualquier persona mayor una caída implica un riesgo importante de complicaciones para su salud, pero además, si se sufre párkinson, las posibles fracturas, como pueden ser las de hombro o de cadera, suponen un grave deterioro general y una pérdida de movilidad aun mayor. A esta evidencia hay que sumar el propio miedo a las caídas y sus consecuencias, un temor que, como señalan investigadores de la Universidad de Lund y Ulea, en Suecia, en un informe publicado por la revista BMC Geriatrics, está presente en el día a día en los enfermos de párkinson y provoca una sensación de vulnerabilidad que puede llegar a dificultar el desarrollo de sus actividades cotidianas.

¿Cómo actuar ante una caída?

Perder los nervios y estresar, quizá con nuestro elevado tono de voz, a la persona que está en el suelo o moverla bruscamente, con la buena intención de prestar ayuda lo antes posible, puede agravar la situación. En este sentido, es muy importante seguir los consejos que indica SAMUR – Protección Civil sobre cómo actuar ante una emergencia que implique que una persona ha sufrido algún daño. Aunque no siempre resulte fácil, es básico mantener la calma y realizar dos acciones simples antes de iniciar cualquier maniobra de levantamiento:

  1. Comprobar que el entorno es seguro, por ejemplo, retirando cualquier objeto o sustancia próxima al accidentado que pudiera causar un daño mayor a él o a la persona que intenta ayudar.
  2. Hacer una primera valoración tanto de los signos vitales, consciencia y respiración, como de las posibles heridas, fijándonos especialmente en si existe sangrado o hemorragia y en si se observa alguna deformidad que indique una posible fractura. Esta información resultará de vital importancia si la lesión es grave y debes llamar inmediatamente a emergencias 112.

Lo que hay que hacer (y lo que no)

Si la caída parece grave, porque hay pérdida de conocimiento y respiración débil o ausente, no intentes levantar a la persona accidentada. Colócala en posición de seguridad (tumbada sobre un costado, con la pierna superior flexionada y uno de los antebrazos debajo de la cabeza) y pide ayuda. Si, afortunadamente, el golpe no requiere atención urgente, pero la persona mayor no puede levantarse por sí misma, tendrás que ayudarle siguiendo una serie de pasos que eviten incrementar el daño y supongan una protección para ti, porque puede que, al querer auxiliar con rapidez, acabes con una contractura muscular o con una lesión en tu espalda.

Lo primero que debes tener claro es que nunca hay que tirar de los brazos de la persona accidentada en el intento de levantarla. Tampoco manipules, en ningún supuesto, su cabeza o cuello para lograr que se incorpore lo antes posible.

Para un levantamiento seguro, haz que la persona se tumbe totalmente boca arriba, con los brazos estirados, y busca dos puntos de apoyo. Como explica Cristina García Vila, terapeuta ocupacional del Hospital Virgen de la Torre de Madrid ( lo ideal es recurrir a dos sillas, garantizando que no se van a deslizar y que van a poder con el peso de una persona que se apoye en ellas. La maniobra que tendrás que realizar, paso a paso, es la siguiente:

    • Coloca una de las sillas a los pies del accidentado y la otra a la altura de la cabeza.
    • Sitúate detrás de la cabeza y pide a la persona que, poco a poco vaya levantando el tronco, puede que tengas que ayudarle empujando suavemente sus hombros o espalda. Es tu propio cuerpo el que va a servir de apoyo en el caso que al accidentado le cueste incorporarse o se vaya, en un momento dado, involuntariamente hacia atrás.
    • Pídele que flexione ambas rodillas. El lesionado ya está sentado en el suelo, en posición segura.
    • Toca iniciar el levantamiento. Haz que el herido tumbe ambas rodillas hacia un lado y coloca por delante de ellas sus dos brazos, apoyando bien las palmas de las manos en el suelo. Desde este punto, ayúdale a ir girando despacio mientras va levantando el trasero. La idea es que consiga quedar con palmas y rodillas apoyadas, es decir, a cuatro patas.
    • Lo más difícil ya está hecho. Acércale una de las sillas para que apoye los antebrazos y, con tu ayuda y ese apoyo seguro, consiga incorporarse.
    • Finalmente, según la movilidad de la persona puedes ayudarle a girar sobre sí misma para que se siente en la silla o bien si está agarrotada o demasiado dolorida, acercarle la otra para que pueda tomar asiento sin necesidad de hacer ese giro.

El problema en estas situaciones está en la dificultad de cuantificar el riesgo de caídas (especialmente de aquellas que se producen en el propio hogar) que puede tener una persona que sufre párkinson. En este sentido, resulta especialmente interesante el estudio del que se hace eco la Federación Española de Párkinson (@ParkinsonFEP) llevado a cabo por investigadores de Estados Unidos y Países Bajos y que se ha desarrollado a lo largo de dos años y medio.

En el ensayo, en el que han participado más de 2.000 personas, algunas enfermas de párkinson y otras no, ha consistido en utilizar una serie de sensores wearables (que se llevan encima como una pulsera o un collar) para poder comprobar el riesgo de caídas. La idea ha permitido obtener valiosa información sobre número de caídas, situaciones en las que se producen, factores de riesgo, principales consecuencias… Como primera conclusión, el estudio confirma claramente que un adulto mayor que sufra párkinson tiene un mayor riesgo de caerse que otro que no lo padezca. Como segunda, y quizá más importante, es que este ensayo abre nuevas vías en el uso de esos mismos wearables, con fines preventivos que consigan reducir esas caídas, especialmente lesivas para una persona enferma de párkinson.

Fuentes: Mejor con salud, artículo de la farmacéutica María Vijande y de 65 y más, de Mariola Baez.

El miércoles 12 de agosto hemos impartido en nuestra #ResidenciaFelechosa un Taller de Salidas🚶🏼👨🏻‍🦽Seguras frente al #COVID19 🦠

Los contenidos de este taller han versado sobre:

🔴 Introducción: qué es el COVID-19 🦠 y cómo se contagia.

🟢Medidas de prevención y Protección a mantener:

🤧 Etiqueta respiratoria

🙌🏻 Higiene de Manos

💦 Limpieza y desinfección de Superficies.

🟡 Casos prácticos: qué hacer y qué no hacer antes y después de las salidas al exterior de la Residencia 🏡

La duración del curso ha sido de algo más de una hora, impartido por nuestros Servicios Médicos 🥼 🩺 y en el han participado los 8 residentes autónomos autorizados por nuestro Equipo interdisciplinar para salidas a #Felechosa🍀

Muchas gracias 😊 a nuestr@s compis que han desplegado la actividad, y enhorabuena a los residentes participantes en el mismo por su atención y curiosidad y a sus familias.

 

Ha tardado, pero ha llegado la primera ola de calor extrema del verano al Norte del país. Y asistimos ya a las primera alertas por altas temperaturas, por lo que es necesario adoptar medidas para proteger a colectivos vulnerables, como personas mayores, pluripatológicas y con enfermedades crónicas.
Es especialmente importante evitar el golpe de calor entre las personas mayores. En este sentido, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) recuerda que las personas mayores de 65 años corren más riesgo de sufrir un golpe de calor, al presentar en un porcentaje importante alteraciones del centro termorregulador que producen una menor sensación de calor que no activa la necesidad de protegerse de altas temperaturas. Se produce una disminución de la percepción de sed lo que conlleva un alto riesgo de deshidratación, especialmente en los mayores que sufren una enfermedad neurodegenerativa, sobrepeso, enfermedades crónicas o tienen prescritos fármacos que favorecen dicha deshidratación.

Así, que tener especial precaución con aquellas personas que sufren problemas cognitivos, padecen enfermedades crónicas o con polifarmacia. También, en el caso de que aparezca deshidratación, si no se trata de forma adecuada, se puede llegar a una situación de shock en la que sucede un fallo multiorgánico (riñón, corazón, cerebro).

Los especialistas de la SEGG recuerdan que cuando la temperatura del cuerpo rebasa los 41 grados se produce un proceso conocido como hipertermia, que altera los mecanismos de regulación térmica de nuestro organismo y origina el cuadro conocido como golpe de calor. Se puede definir como una situación en la que el organismo humano no puede responder ante las altas temperaturas por lo que tiene graves repercusiones que, en los casos más severos, pueden provocar un fracaso orgánico irreversible.

Por ello es fundamental saber detectar los síntomas de la hipertermia como son: dolor de cabeza, la sensación de boca seca y pastosa, las náuseas y vómitos, la sensación de mareo, la presencia de escalofríos, la piel seca y enrojecida, los calambres musculares en brazos, piernas o vientre, la desorientación, la pérdida de conciencia, los cuadros confusionales y la ausencia de sudoración ante las altas temperaturas.

Conforme aumenta la edad, las personas son más susceptibles a tener un golpe de calor. Ahora bien, la edad no es la única consecuencia a considerar, ya que hay personas menores de 60-65 años que presentan enfermedades neurodegenerativas, psiquiátricas o enfermedades crónicas, que imprimen un riesgo mayor que el que presentan otras personas en torno a los 80-85 años con un buen estado basal de salud. “Es decir, que influyen otros factores añadidos como las enfermedades, especialmente las que afectan a la esfera psíquica y cognitiva, la diabetes, insuficiencias orgánicas avanzadas, las que enfermedades infecciosas que cursan con fiebre, las que cursan con pérdidas de líquidos y electrolitos (vómitos, diarrea, heridas exudativas etc.) y los medicamentos que deben tomar para el control de éstas, especialmente los diuréticos, laxantes, anticonvulsivantes y psicofármacos”, aclaran desde la SEGG.

¿Qué le suele preceder a ese golpe de calor? La SEGG afirma que estos cuadros no suelen ir precedidos de un ejercicio físico intenso o de un esfuerzo como normalmente ocurre en el caso de jóvenes o adultos; sino debido a una exposición a altas temperaturas durante mucho tiempo. “La persona empieza a tener cierto grado de somnolencia, dolor de cabeza, hipertermia, piel caliente y enrojecida, náuseas, desorientación temporoespacial, disminución de su nivel sensorial y del nivel de conciencia, confusión, convulsiones e incluso llegar al coma. Esto puede originarle a la persona mayor la muerte o bien producirle secuelas, si no se instaura un tratamiento inmediato”, advierten.

Perfil de riesgo frente al calor y a la deshidratación

Los expertos sostienen que hay que planificar intervenciones preventivas para evitar los efectos adversos del calor y la deshidratación. El patrón de más riesgo podría venir definido por: Mujer, de edad igual o mayor de 85 años, situación de soledad, discapacitada, inmovilizada o encamada, escasa ingesta líquida y consumo habitual de alcohol, con enfermedad mental, varias enfermedades asociadas y polimedicada. Asimismo, hay que tener en cuenta que el riesgo viene dado no sólo porque en un día se alcancen puntualmente altas temperaturas (superiores a 38,5ºC), sino que la acumulación de varios días con temperaturas entre 36,5ºC y 38,5ºC, acaba produciendo en el organismo fatiga acumulativa con consecuencias tan nefastas, como un sólo día de elevadísimas temperaturas.

Medidas de prevención generales:
• Un buen aporte de líquidos. La falta de sed es engañosa, por lo que se debe consumir frecuentemente agua, infusiones, zumos de frutas, aunque no se tenga la sensación de sed; y evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
• Las comidas deben ser ligeras lo que permite digestiones ligeras.
• Evitar la exposición al sol con temperaturas elevadas, sobre todo en las horas de mayor intensidad (12-16 horas) y con una humedad relativa alta (mayor del 60 por ciento).
• No realizar ejercicio ni  actividad que aumenten el esfuerzo y la sudoración en momentos de calor.
• Mantener la casa fresca y ventilada.
• No permanecer en vehículos estacionados o cerrados.
• Evitar llevar ropa ajustada y elegir tejidos ligeros, como el algodón y de colores claros, preferentemente.
• Es recomendable, además, el uso de sombreros o gorras que protejan nuestra cabeza del sol.

En resumen, estas son las 10 claves:

Lo más importante para prevenir los golpes de calor y anticiparse a los efectos negativos de las altas temperaturas sobre las personas mayores:

1- Beber abundantemente, ocho vasos de agua al día (2 litros): El 80 por ciento debería ser agua y el 20 por ciento restante, si se quiere, a base de tisanas, café, leche, o por los propios alimentos.
2- Por cada grado que suba la temperatura ambiente o corporal por encima de los 38ºC, tomar un vaso de agua (200 cc) para contrarrestar los efectos de la sudoración.
3- Cambiar la dieta: llevando una más ligera, en cuanto a facilidad de digestión, pero con sus calorías necesarias para que cumpla los requerimientos energéticos. Debemos aumentar el consumo de alimentos ricos en líquidos, como las frutas (sandía, melón, fresa), tomar zumos,  yogures (80 por ciento agua), gazpachos, caldos, cremas frías, ensaladas, etc.
4- Ante situaciones de diarrea o vómitos: tomar medio litro de líquido más para contrarrestar la pérdida de líquidos y electrolitos y evitar la deshidratación.
5- Evitar consumo de alcohol porque es engañoso, ya que inhibe el centro termorregulador del organismo, alterando la respuesta al calor y favoreciendo la deshidratación.
6- Evitar bebidas gaseosas: favorecen la proliferación de gases en los ancianos y la dispepsia, una situación muy incómoda para ellos.
7- Evitar las aguas de mineralización alta: en personas con enfermedades cardiocirculatorias, ya que producen descompensaciones de procesos como la insuficiencia cardíaca, diabetes.
8- El agua debe estar fresca, pero no excesivamente fría, para evitar afonías, catarros, o traqueítis, por ejemplo, a una temperatura de unos 12-14ºC.
9- Se debe usar un vestido y calzado adecuado a la temporada que sea transpirable. Cubrirse y proteger la cabeza, con un sombrero, gorra, pamela o sombrilla. No salir en las horas centrales del día, que es cuando más calor hace y si es necesario, protegerse para que no incida el sol directamente sobre el cuerpo.
10- No se debe hacer ejercicio físico en las horas centrales de máximas temperaturas: por ello es aconsejable practicar actividad deportiva fuera de las horas centrales del día, a primera o a última hora del día, cuando ya han descendido las temperaturas.

Sobre hidratación, especial atención por ello:

Las personas mayores, debido a causas fisiológicas, hacen que su hidratación requiera una especial atención. Según el Observatorio de Hidratación y Salud, estos factores serían:

  • Deterioro en el mecanismo de la sed, tienen menos sensación de sed.
  • Disminución del agua total del organismo debido a la reducción de la masa muscular.
  • Enfermedades crónicas.
  • Modificaciones en el metabolismo del agua.
  • La toma de muchos fármacos, sobre todo diuréticos, anitihipertensivos y que actúen sobre el SNC (sistema nervioso central).

Ante la necesidad de establecer medidas de prevención frente a la pandemia de COVID19, hemos establecido de acuerdo con las recomendaciones de las Autoridades sanitarias -Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias-, las siguientes Medidas generales de prevención y protección de la salud de las personas usuarias en relación con la realización de paseos y salidas (fuera de nuestras instalaciones).

Estas medidas generales de prevención aplicadas a las personas usuarias de nuestra Residencia que realicen salidas son:

  • Las salidas se realizarán fuera del centro sociosanitario que comprende el propio edificio y el recinto vallado.
  • El centro llevará una agenda para establecer las citas a los familiares y allegados que acudan al centro para evitar aglomeraciones en la entrada al recinto o en la propia recepción.
  • Mantendrán una distancia interpersonal con terceros de al menos 1,5 metros.
  • El uso de mascarilla será obligatorio en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros.
  • Deben realizar una adecuada higiene de manos antes y después de realizar la actividad, y tantas veces como se considere necesario.
  • Se fomentará el cumplimiento de las recomendaciones referentes a la higiene respiratoria: se tendrá especial precaución en que se evite el contacto con la mucosa de la boca, nariz u ojos. Al toser o estornudar deberán cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado, usar pañuelos de un solo uso y desechándolos posteriormente de forma adecuada.
  • Deben evitar llevar objetos innecesarios ya que incrementan el riesgo de contagio.
  • Se deben evitar los espacios concurridos, así como aquellos lugares donde puedan existir aglomeraciones.
  • En la medida de lo posible, se evitarán paradas innecesarias en las vías o espacios de uso público. Cuando en atención a las condiciones físicas de la persona que está realizando la actividad sea necesario hacer una parada en las vías o espacios de uso público, la misma se llevará a cabo por el tiempo estrictamente necesario.
  • Al retornar al centro deben cambiarse de ropa.
  • Deben cambiarse o limpiar adecuadamente el calzado utilizado para la actividad física o paseo a su llegada al centro o vivienda.
  • Así mismo se procederá a realizar la limpieza y desinfección de las ayudas técnicas utilizadas (sillas de ruedas, bastones, andadores, etc.) prestando especial atención a empuñaduras o agarres de muletas, bastones o andadores. En sillas de ruedas reposabrazos, empuñaduras, aros de empuje y ruedas o cuadro de mandos en el caso de sillas de ruedas eléctricas
  • En caso de que la persona haya realizado alguna compra deberá depositar la misma en una bandeja a la entrada del centro para proceder a su limpieza y desinfección si es posible. En caso contrario deberá mantenerse en “reposo” durante al menos 3 días.

Este virus lo paramos entre tod@s

Enlace de interés sobre prevención COVID en Residencia Felechosa y Grupo Montepío